"No hay ninguna posibilidad, bajo ningún punto de vista. Les dije al Presidente, a Sergio Massa, a Wado de Pedro, a Santiago Cafiero y a Máximo Kirchner que antes me pegan un tiro en la cabeza", aseguró el gobernador de Jujuy ante la consulta sobre un posible indulto a la activista de la Tupac Amaru. "Está funcionando la Justicia", manifestó.

Morales reclamó "terminar con el relato" y aseguró que desde su casa, donde cumple arresto domiciliario, Sala "sigue organizando hechos de violencia".

"Como sucedió en Campo Verde, que en un audio encuentran que ella da las órdenes", explicó Morales sobre el episodio en que resultaron heridos diez policías antes de un acto político del mandatario jujeño.

Sala se encuentra detenida desde comienzos de 2016. Sin embargo, desde 2018 está bajo el régimen de arresto domiciliario en Jujuy. Está condenada por dos causas: por un escrache contra Morales y por la causa conocida como "Pibes Villeros", por la que debe cumplir 13 años de prisión.

Militantes kirchneristas realizan periódicas marchas en la Ciudad de Buenos Aires para reclamar la liberación de la polémica dirigente social, aduciendo que está presa por motivos políticos.

"No voy a ir contra los hechos de violencia y corrupción en Jujuy. ¡Les robaron a los pobres! Que no metan presión con este tema", pidió Morales.

“Le dije a Máximo Kirchner que antes de indultar a Milagro Sala me peguen un tiro en la cabeza”

No obstante, en su embestida, el radical hizo una salvedad con Alberto Fernández. "El Presidente nunca ejerció ningún tipo de presión. Sí siempre me planteó su posición, él cree que es una presa política, es una fuerte disidencia que tengo con él", expresó Morales, este lunes en una entrevista con Radio 10.

Aseguró que los jujeños "no comen vidrio", pero que el que no vive en esa provincia "se comió un relato". Y reiteró: "Hay actos de violencia que comanda ella desde su casa estando en prisión. Corramos el velo de la farsa esta de que Milagro Sala es una víctima".