El proyecto de la nueva Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas fue el eje de una reunión que mantuvo el titular de Petrominera, Héctor Millar con el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque y los referentes del Sindicato del Petróleo de Chubut y Santa Cruz, Jorge Ávila y Claudio Vidal, respectivamente.   El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni realizó una convocatoria para tratar este proyecto para el día jueves.

El presidente de Petrominera, Héctor Millar, indicó que durante el encuentro con el intendente de Comodoro y los referentes sindicales del petróleo, se analizó el impacto que podría provocar la norma y coincidieron en remarcar la necesidad de fomentar un esquema de promoción que contemple la producción consolidada de la Cuenca.

“La mayor incertidumbre está dada por la falta de información del proyecto. Por lo que vimos de manera extra oficial, el incentivo sería para los nuevos desarrollos, premiando a aquellas empresas que puedan sumar producción incremental”, advirtió Millar.

Y  manifestó que con ese esquema "se dejaría afuera a quienes vienen sosteniendo la producción de crudo en el Golfo San Jorge, con el declino natural de los campos maduros, y el riesgo que podría presentarse es la derivación de inversiones a otras cuencas", dijo.

El Presidente de Petrominera, el intendente de Comodoro Rivadavia y referentes gremiales se reunieron por la ley hidrocarburífera. Foto: Gobierno del Chubut.
El Presidente de Petrominera, el intendente de Comodoro Rivadavia y referentes gremiales se reunieron por la ley hidrocarburífera. Foto: Gobierno del Chubut.

"El esquema debe ser integral y garantizar el desarrollo de todas las cuencas, porque desde hace años la Cuenca del Golfo San Jorge viene manteniendo el nivel de actividad en yacimientos maduros, generando exportaciones e ingreso de divisas para el país”.

Millar además, aseguró que el proyecto no es auspicioso como instrumento de promoción para quienes todos los años vienen ejecutando planes de inversión, realizando nuevos pozos para cubrir la declinación natural de los yacimientos y se encuentran limitados en el incremento de la producción”.

argumentó que “al mantener la curva estabilizada, las grandes productoras de la región estarían en desventaja frente a otras empresas más pequeñas, sin producción, o que invierten en áreas donde la producción tenga posibilidad de incrementar rápidamente”.

Finalmente,  respecto a los incentivos a la producción marginal o de baja productividad, que son insuficientes, dijo que "la necesidad de escuchar los reclamos que se vienen haciendo desde hace tiempo para la baja de aranceles a la importación de determinados productos para campos maduros como ser polímeros, paridad de precios externos e internos, quita de aranceles para bienes de capital y equipos, entre otro"s.