El hecho se produjo sobre las 22:30 horas del pasado jueves en una vivienda del barrio Máximo Abásolo y se origina en un contexto familiar, ya que Loaisa es el yerno de Jara y mantuvieron una pelea a golpes, en la que intervino la madre del primero.

En ese marco, según relató la fiscal del caso, Loaisa le asestó una puñalada a Jara debajo de la rodilla derecha. Hasta ese momento no se sospechaba el desenlace fatal, ya que Jara decidió retirarse hacia su domicilio caminando, pero fue encontrado muerto a dos cuadras del lugar.

“Hemos calificado el hecho, en principio, como homicidio preterintencial, que es una calificación menos grave que la de homicidio simple –explicó la fiscal Codina-, no tanto por el elemento utilizado, sino por la zona en que se produjo la herida, que es muy pequeña y no debería haber producido, razonablemente, un resultado de muerte”.

Quinto homicidio en Comodoro Rivadavia. Foto: archivo
Quinto homicidio en Comodoro Rivadavia. Foto: archivo

La figura aplicada es para una persona que agrede a otra sin pretender matarla, pero que al hacerlo debería haber previsto un posible resultado fatal, mientras que el máximo de pena que contempla es de 6 años de prisión.

“No hemos podido determinar la causa de la muerte –aclaró Codina-, porque faltan algunos estudios complementarios a la autopsia, que no fue suficiente para establecer la causa. Está claro que no murió desangrado, porque la herida es muy pequeña, en una zona que no es vital”.

En base a esos elementos, la fiscal pidió un plazo de investigación de seis meses, además de una medida de coerción que por ahora consiste en prisión domiciliaria, durante dos meses, además de la prohibición de acercamiento por parte del imputado hacia familiares de la víctima fatal.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!