En la noche del sábado un casamiento que se celebraba sin autorización en Puerto Madryn fue interrumpido por autoridades de control. La Policía fue alertada de la situación por personal de Habilitaciones Comerciales de la Municipalidad y se trasladó al salón ubicado en la calle Honduras al 1500.

Cuando los agentes de la Comisaría Segunda ingresaron al lugar, constataron que se estaba llevando adelante un casamiento en el interior con aproximadamente 500 personas. Al ser entrevistado, el responsable del salón admitió que no contaba con la habilitación correspondiente y la fiesta debió ser suspendida en el acto

La fiesta fue suspendida en el acto. Foto: Policía del Chubut.
La fiesta fue suspendida en el acto. Foto: Policía del Chubut.

Según consta en el parte policial, al que accedió ADNSUR, los invitados decidieron dejar sus vehículos en el predio y volver caminando a sus casas para evitar el control de alcoholemia. De todas formas, se realizó un despliegue de inspección de tránsito en conjunto con autoridades de Vialidad.

En rigor, se secuestraron dos vehiculos provenientes de la fiesta, debido a que sus conductores dieron positivo en el test de alcoholemia. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!