CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El cantante de cumbia Rubén Darío "El Pepo" Castiñeiras, de 44 años, se manifestó "triste" y envió "condolencias a los familiares" de los dos muertos en el accidente de ruta que protagonizó en la localidad bonaerense de Dolores, al llegar ayer a la tarde detenido a la Estación de Policía Comunal de Chascomús.

"Estoy triste. No hice nada...", aseguró El Pepo a la prensa tras bajar de la camioneta custodiado por policías bonaerenses y antes de ingresar a la sede de la fuerza, en medio de gritos de vecinos, en un operativo que incluyó personal de Infantería.

El cantante, acusado de "doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas", envió además "condolencias a los familiares" del trompetista, Nicolás Carabajal, y el manager de su banda, Ignacio Abosalhee, ambos fallecidos al volcar el auto que conducía en la madrugada del sábado 20 de julio.

El Pepo salió ayer a la mañana esposado del hospital San Roque de Dolores, donde estuvo internado y detenido desde el accidente, acompañado por familiares, tras el oficio judicial librado por el juzgado de Garantías 2 de Dolores, hacia la estación de Policía Comunal Chascomús ubicada en avenida Lastra y Sarmiento.

En la madrugada del sábado 20 de julio, el cantante viajaba junto a la corista Romina Cándias, Carabajal y Abosalhee en una camioneta por la ruta provincial 63 cuando, por causas que aún se investigan, el vehículo volcó a la altura del kilómetro 8.500, en sentido hacia la costa atlántica, donde tenían previsto brindar dos conciertos.