Meses antes de su terrible crimen, Fernando Báez Sosa, volcó en una carta escrita a puño y letra, lo que esperaba para su próxima década

Según informó Radio Mitre, amistades, ayuda a los demás y regalos a sus padres, entre otras cosas, eran los sueños de un joven que tenía toda una vida por delante. Pero que se vio arrebatada la madrugada del 18 de enero de 2020, en Villa Gesell.

Si bien la carta se viralizó nuevamente en redes sociales, tras el marco del juicio a los rugbiers, la misma había sido compartida en diciembre de 2020.

Los padres de Fernando, buscan justicia
Los padres de Fernando, buscan justicia

Qué decía Fernando Báez Sosa

“Creo que dentro de 10 años voy a estar haciendo lo que me gusta y disfrutando mi vida. Poder cumplir los sueños, objetivos, y expectativas que tengo, darles regalos a mis padres, tratando de darles lo que me dieron”, comenzaba su carta.

En cuanto a sus expectativas, el joven esperaba “tener una pareja, una estabilidad, y comodidad económica. Amor, familia, amistades, cariño, unión, felicidad, conocimiento, viajar, conocer, y conectarme”.

Mi misión es conectar, amar, brillar y servir. Mis valores centrales son amistad, independencia, placer, relaciones valiosas y el tiempo libre al servicio de las personas, la exploración de la mente, los deportes y la autoayuda”, cerraba su emotiva carta.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!