En la localidad santafesina de Sunchales se registró el asalto a un almacén el fin de semana y todo quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Los ladrones y la comerciante mantuvieron una insólita conversación. En la grabación se va a dos jóvenes armados que  ingresaron al local y le avisaron: “Esto es un asalto, señora”.

La mujer se puso muy nerviosa y les respondió: “Sí, llevate todo”. Pero cuando uno de los delincuentes tomó el teléfono de la víctima, ésta se lo arrebató de las manos. “No, ése es mi teléfono papito. Yo te doy la plata”, le dijo.

 Además del dinero, se llevaron algunas bebidas alcohólicas. “Andate, hijo. Ya está hijo”, pidió la mujer. Antes de irse, uno de ellos le dio una insólita explicación: “Disculpe, es que andamos mal señora”. “Chau, hijo”, respondió la víctima, resignada.