COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Quién no ha tenido esa sensación de tristeza cuando -estando de vacaciones- se da cuenta que es hora de rearmar las valijas para regresar a la rutina. Y también la certeza de que quedó mucho por recorrer, por conocer, por entender de la cultura y costumbres del lugar visitado. Para José y Mailén "sobrevolar" como simples turistas un destino no era suficiente. Querían involucrarse más con la cotidaneidad de cada punto visitado. Y decidieron que la aventura de un viaje sin boleto de regreso era lo que querían para sus vidas. En este episodio de #ComodorensesPorElMundo,

José y Mailén, dos comodorenses que viajando conocen las culturas del mundo - Comodorenses por el mundo

, José cuenta cómo es vivir con familias locales y trasladarse a dedo por el mundo.

 

 

 

El viaje comenzó hace más de dos años, pero la decisión fue tomada mucho antes. José Agrelo y su novia Mailén Bouzón dedicaron varios meses a planearlo, ahorrar, y vender todas sus pertenencias en Comodoro para usar cada centavo en un recorrido que, hasta el momento, los llevó por más de 40 países.

 

"No hace falta una fortuna para viajar como lo hacemos nosotros, vamos planificando los destinos en función del alojamiento que conseguimos, y hacemos dedo", relata, indicando que existen plataformas online que permiten conectar viajeros con familias locales que los hospedan en sus casas.

 

 

José asegura que "así conocemos más de la forma de vida y de la cultura de cada lugar, porque nos gusta ir a los puntos turísticos y eso, pero de esta manera es como que se vive más 'de local'", cuenta en el tercer episodio del podcast de ADNSUR, #ComodorensesPorElMundo. Escuchá su historia.