Los millennials somos impacientes. Y si pensás que no, fijate cómo te sentís cuando Internet anda lento, ese video no carga en YouTube o el inicio de instagram no se actualiza. Queremos lo inmediato, no queremos esperar. 

Sin embargo la paciencia es una virtud que mejora la calidad de vida porque rara vez las cosas salen cómo y cuándo las queremos. En la teoría suena obvio pero en la práctica puede ser una causa de frustración, ansiedad y hasta depresión.

En este episodio, repasamos los beneficios de ser paciente y algunas recomendaciones para frenar determinados impulsos y no arrepentirnos de algunas decisiones precipitadas con consecuencias negativas para nosotros mismos y los demás. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!