Valentino cumplió dos añitos en Rotterdam, la ciudad a la que se mudó cuando tenía sólo seis meses con su mamá María José Dominguez y su papá Esteban Granero, que es Ingeniero Naval y consiguió trabajo en un astillero de esa ciudad holandesa.

"En Comodoro Esteban estaba trabajando en la industria petrolera", cuenta María José, y menciona que "teníamos esa cuestión de poder desarrollar la parte profesional y en Argentina no era muy viable en su rubro". A esto se sumó "un poco las ganas de irnos a algún lugar y ver otra forma de vida", reconoce. 

Finalmente, "lo que nos trajo a Holanda fue el trabajo de Esteban, comenzó a buscar trabajo cuando estábamos allá en Comodoro y la primer oferta que hicieron fue en un astillero de Holanda".

Una comodorense en Holanda: "Me sorprendió lo limpio y ordenado que es este país"

Además, Majo -que tiene 33 años- recuerda que "cuando quedé embarazada de Valentino comenzamos a pensar en el futuro, en su educación... todos conocemos la situación en Chubut, y pensando en Valentino y su futuro decidimos encarar la posibilidad de irnos como algo más concreto"

Antes de lanzarse a la aventura, contactaron a conocidos y amigos que tenían en Holanda para averiguar cosas cotidianas como cuanto podían gastar en supermercados, alquiler, transporte y otros gastos finos "para evaluar si con un solo sueldo -en primera instancia- íbamos a poder estar los tres"

Majo señala que "hay muchos ingenieros navales argentinos en Holanda, y como no son muchos los egresados de Naval medio como que se conocen todos. Acá hay unos 12 que forman parte del grupito que nos armamos, que viven en distintos lugares de Holanda"

Una comodorense en Holanda: "Me sorprendió lo limpio y ordenado que es este país"

Ella es diseñadora multimedia y en Comodoro se dedicaba a ambientar eventos: papelería, candy bars, decoraciones.. y asegura que dedicarse a lo mismo allá es inviable "porque los holandeses no suelen festejar las fiestas infantiles como en Argentina". 

"Acá los eventos y cumpleaños infantiles, que era lo que mas hacía en Comodoro, se festejan diferente, acá se hacen en los parques -no importa el clima- con pocos invitados, hacen reuniones mas íntimas, no existen las golosinas envueltas pro lo cual no pueden realizar un candy bar y no le dan importancia a la decoración", enumera.

Una comodorense en Holanda: "Me sorprendió lo limpio y ordenado que es este país"

Los desafíos del cambio de lugar, de ocupación, del rol de mamá, pueden dar lugar a momentos algo agobiantes, pero que son solo eso: momentos que se superan con sus permanentes ganas de encarar proyectos nuevos y de saber que tomaron la mejor decisión pensando en su hijo.

"No voy a mentir... hay días que pienso 'qué decisión tomamos!', pero aunque hay días que se me hacen difíciles por no poder desarrollar esa parte de mi profesión, soy bastante inquieta y siempre tengo proyectos distintos", asegura, y relata que actualmente inició un emprendimiento de venta online de elementos de decoración para el hogar, algo con mucha demanda en ese país. 

Ahora se dedica más al "diseño para empresas, emprendimientos y fotografía de productos", cuenta. "No siempre estoy encantada de estar viviendo acá, pero creo que la decisión fue buena", remarca.

Una comodorense en Holanda: "Me sorprendió lo limpio y ordenado que es este país"

Al llegar a Holanda "me sorprendió lo limpio y ordenado que es el país", y cuenta que "viajábamos mucho los fines de semana en tren a otras ciudades a pasar el día, y todo es igual de limpio y ordenado"

Asegura que de Rotterdam "me gusta que es una ciudad muy grande pero muy tranquila, podes hacer un montón de planes, muchas cosas al aire libre, vivimos a 6 cuadras del centro y parece que estuviéramos viviendo en el campo, escuchas pájaros, muy pocos autos, poco barullo de gente, es muy tranquilo para vivir".

Aunque "Holanda tiene playa, y días de 35 o 36ºC", asegura que "para mí no hay como la de Comodoro", y menciona que la playa y sus paisajes es lo que más extraña de esta ciudad. 

Al mismo tiempo, reconoce que si pudiera mandarle algo desde Holanda a Comodoro sería "la seguridad; acá podes ver que los chicos se crían un poco como me crié yo en Comodoro, que andan en bici con 8 años solitos en la calle y no pasa nada, que salís y sacas fotos con el teléfono y que sabés que nadie va a venir a arrebatártelo, que podés andar con esa seguridad de que no te va a pasar nada".

Una comodorense en Holanda: "Me sorprendió lo limpio y ordenado que es este país"

🗺¿QUÉ ES "COMODORENSES POR EL MUNDO"?

"Comodorenses por el Mundo" es un podcast de ADNSUR, conducido por Rocío Barquín, que apunta a conocer cuál es la historia detrás de los comodorenses que decidieron continuar sus vidas lejos de esta ciudad.

Quien no escuchó la frase "Dios los cría y ellos se juntan"... Comodoro, la ciudad del viento, tiene su propia versión "Dios los cría y el viento los amontona". Pero no siempre. Hay comodorenses que eligen que el viento sea la fuerza impulsora que los desparrame por el mundo. Historias de decisiones, desafíos, propuestas, romances y aventuras.

🎙Te invitamos a escuchar todos los episodios de "Comodorenses por el Mundo" y a suscribirte para que no te pierdas ninguno: podés hacerlo en la plataforma de SPOTIFY o por GOOGLE PODCAST.

📺 En YouTube Ahora también podés escuchar todas las historias de "Comodorenses por el Mundo" en el Canal de ADNSUR. Hacé click acá.

🎶 La playlist de Comodorenses por el Mundo ¿Qué escuchan los comodorenses que están viviendo en otros países? Eso les preguntamos a los protagonistas de cada episodio de este podcast de ADNSUR, y en esta lista están sus respuestas

Comodorenses por el mundo