Esto es lo que plantea básicamente el Ministro de Seguridad, Federico Massoni, que se reconoce en su pertenencia ideológica al centroderecha. Es una discusión interesante que se viene en esta época de elecciones legislativas, donde probablemente el ministro sea uno de los aspirantes a representar a Chubut y es bueno que se abra esta discusión, pensaba yo, porque si esa es la solución para los pibes que caen en la marginalidad por falta de otras oportunidades, seguramente se podrá profundizar y pensar, por ejemplo, por qué cada vez más pibes caen en la marginalidad.

Por qué un pibe de 14,15 años sale a robar para tener un par de zapatillas, quienes creemos que, y sin caer en el prejuicio de que los pobres son delincuentes, pero sí atendiendo que el aumento de la marginalidad por falta de oportunidades, por gente que no tiene trabajo, por pibes que no están en las escuelas y están en las esquinas, más allá de la pandemia, y caen en este tipo de conductas, si la solución va a ser esa, meterlos presos cada vez más chicos, dentro de unos años estaremos discutiendo si hay que bajar la edad de imputabilidad a partir de los 12, o de los 10.

Si la solución va a ser esa, entonces vayamos pensando que con escuelas cerradas por razones que van más allá de la pandemia, desde antes de la pandemia, por falta de inversión suficiente en educación, habrá que construir más cárceles por cada escuela que siga cerrada.