Leonarda Ramirez -o "Reina", como muchos la conocen- llegó a Comodoro en marzo de 1973. Vino a visitar a su padre, con la intención de regresar a Paraguay a comenzar sus estudios universitarios. Sin embargo, el destino hizo que se quede en esta ciudad sureña, ventosa, pero llena de nuevas historias, donde cosechó muchos amigos y formó su familia. Escuchá su historia

Si no tenés Spotify no te preocupes, escuchalo acá

Leonarda llegó de Paraguay hace 50 años: "Comodoro me adoptó y me permitió trabajar y progresar"

"En ese momento había poquísimos paraguayos acá", recuerda Leo, y cuenta que vino a visitar a su padre -quien trabajaba en el petróleo- "totalmente de sorpresa", antes de que comenzará a estudiar en Paraguay.

"Cuando llegue esa noche, no sé cómo no me llevó el viento cuando bajaba del avión", se ríe, y rememora la cara de sorpresa de su padre cuando la vio en la puerta de su casa.

"Llegué de visita con la intención de volver, pero entre una y otra cosa me quedé más de lo debido y perdí la posibilidad de entrar en la facultad... ese fue el fin de una historia y el comienzo de mi historia en Comodoro".

Leonarda llegó de Paraguay hace 50 años: "Comodoro me adoptó y me permitió trabajar y progresar"

Menciona que los comienzos fueron difíciles "pero tuve suerte", y cuenta que trabajó haciendo limpieza hasta que al año y medio consiguió trabajo en una empresa petrolera.

"Era una ciudad impactante", recuerda, y menciona que lo más llamativo era "la orilla del mar, el viento era algo insoportable, pero se soportaba por la decisión que uno había tomado, se tenía que acostumbrar... me impactaba mucho el Cerro Chenque y la nieve, porque ese primer año me toco terrible nevada"

Aunque reconoce que nunca extrañaría al viento, enfatiza: "No pienso dejar Comodoro porque es mi ciudad adoptiva, soy más de Comodoro que de Paraguay, pero eso no significa que me olvidé de Paraguay", y menciona en guaraní la palabra que define la nostalgia por su "terruño", a la par que menciona que se extraña la lluvia y el calor de su tierra.

"Acá formé mi familia, tengo mis dos hijos, yo me siento comodorense", remarca. Casada con Fernando Gamarra, reconocido músico de la ciudad, Leo fue parte del primer grupo de paraguayos que, junto con inmigrantes de otras nacionalidades, comenzaron a darle forma a las Comunidades Extranjeras, un espacio surgido para unirse entre compatriotas y entrelazar vínculos con la comunidad en la que vivían, mostrando los matices -y sabores- de su cultura.

"Conocí personas muy buenas, no sentí nunca la necesidad de decir 'cómo extraño a mi gente', somos realmente acá un crisol de razas", valora de esta ciudad, de la que reconoce que su lugar favorito es la orilla del mar y la vista que de ésta regala lo alto del Chenque. 

"Yo no sé si me hubiera quedado en mi país si hubiera progresado lo que progresé acá... lo quiero mucho a Comodoro, porque me hice acá, por eso cuando hago algo culturalmente no lo hago solo por Paraguay, lo hago también por Comodoro". Escuchá su historia

¿Qué es "Yo me quedé en Comodoro"?

"Yo me quedé en Comodoro" es un podcast de ADNSUR, conducido por Rocío Barquín, que apunta a conocer la historia de aquellos que llegaron desde otros países y eligieron a esta ciudad para construir su vida.

Comodoro puede ser muchas cosas... Para algunos es su cuna y su hogar, para otros la plataforma para volar... También están ellos, los que llegan y hacen de esta ciudad su lugar en el mundo. Historias de extranjeros que eligieron quedarse en Comodoro. 

Te invitamos a escuchar todos los episodios publicados de "Yo me quedé en Comodoro" y a suscribirte para no perderte ninguno, en la platafoma de SPOTIFY o en GOOGLE PODCAST.

Yo me quedé en Comodoro