COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Lucerna, Suiza, es el hogar de Ricardo Raul Eduardo Satragno -todos lo conocen como Dardy-  desde hace 24 años. En Comodoro tenían un buen pasar, pero cuando sus hijas tenian 9 y 7 años, y su hijo solo un añito, tomó la decisión de buscar un mejor presente y futuro en ese país.

Se instalaron con su esposa en una región donde el idioma que se habla es el alemán, y sin haber tomado la precaución de hacer algún curso antes de viajar. "¿Sabés lo que es mirar la tele y no entender nada, pero nada?", recuerda Dardy en este episodio de Comodorenses por el Mundo, el podcast de ADNSUR.

Aunque los inicios con el idioma fueron complicados, tras unos meses ya podían comunicarse y "conseguí trabajo y en la calle aprendí mucho". Sus hijas, que iban al colegio, "en ocho meses ya hablaban perfectamente".

"Tuve suerte, me fue bien, sino me hubiera vuelto", cuenta... pero no volvió a Argentina más que dos veces de visita. Sin embargo, el estar lejos no le impidió seguir cerca de su pasión: los autos. Activo miembro del Automoto Club de Comodoro, Dardy continuó pagando su cuota para sentirse parte aunque por la distancia no pudiera compartir asados, carreras ni encuentros con sus amigos. Hace 3 años fue nombrado Socio Honorario del Club.

Su familia se adaptó al idioma y las costumbres... y ahora, con cinco nietos, nos cuenta como es vivir en uno de los paises más caros del mundo, pero donde todos tienen un buen nivel de vida, y la costumbre de viajar por el mundo. Escuchá su historia en Comodorenses por el Mundo.