Quiero poner en foco esta situación que involucra a la cuenca hídrica, este régimen de bajas lluvias que estamos atravesando, qué tiene que ver con un fenómeno del clima global, con un periodo de sequías.

 Conversamos con la gente del servicio meteorológico, en relación al déficit de lluvias y de nieve en la zona cordillerana, y lo que esto involucra de cara a nuestra región. Lo que tiene que ver con el abastecimiento de agua a las ciudades que dependen precisamente del lago Musters, que se abastece del río Senguer, que baja desde el lago Fontana, cuyo volumen de agua dependiente precisamente de las nevadas de las lluvias en la zona cordillerana.

Y tenemos pendiente en materia de obras de infraestructura lo que se vincula con el proyecto del azud derivador, esto es básicamente una compuerta para regular la salida de agua desde el lago Fontana, para que precisamente se pueda retener durante mayor tiempo agua allí en su fuente, evitando el rápido descenso a través del río en épocas de alta temperatura, ir regulando ese caudal para reducir el impacto de la evapotranspiración.

¿Cuál es la consecuencia de la evapotranspiración?

La baja del nivel del lago Musters, que se viene experimentando en los últimos veranos y que de no contar con volúmenes de aguas normales, de acuerdo a lo que nos está manifestando la gente del servicio meteorológico, nos pone en alerta respecto del déficit que puede agravarse en esta próxima temporada estival.

La obra de la que estamos hablando va llevar más de un año de ejecución, de hecho, creo que está prevista en en 2 o en 3 años,  y cuanto más se tarde en comenzar, más veranos vamos a atravesar con este mismo riesgo que ya hemos experimentados, sobre todo este año y el año pasado.

Estábamos consultando acerca de cuáles han sido los avances.Tenemos entendido que está todo listo para convocar a la audiencia pública, para evaluación del estudio impacto ambiental de esta obra, tras lo cual, debiera darse inicio a todo el proceso de licitación pero bueno, por rápido que esto ocurra, podríamos proyectar que con tiempos muy optimistas, toda esta obra que se asegura desde Nación, tiene el financiamiento garantizado, no estará comenzando antes del final de este año, probablemente comenzando para el próximo año.

Quizá con los tiempos electorales que se avecinan, tal vez haya algún tipo de anuncio de licitación,  según el impacto político partidario al que se le puede atribuir este tipo de proyectos, pero insisto, es una obra que, uno no quiere ser dramático, pero tiene que ver con la supervivencia de la región. Evitar las pérdidas de agua que cada año tenemos por la alta evapotranspiración, que pone en riesgo el nivel del lago Musters, en cuanto a las tomas del sistema acueducto, es un tema que debiera ser el prioritario en la agenda política, en la agenda de aquellas obras de infraestructura que requiere la región.

Esperemos que no se confunda ,insisto, con los tiempos electorales. Esperemos que no se confunda con reabrir viejos debates, como el del dique los monos del que se habló hace algún tiempito, algunas semanas y que finalmente tenga una decisión para empezar a resolver uno de los graves interrogantes que tiene esta región de la Cuenca del Golfo San Jorge.