Hostel Roots está ubicado en la zona sur de Rada Tilly. Viajeros de todo el mundo llegan para disfrutar de los paisajes y costumbres de la zona. Todos los espacios allí se comparten: la lectura en el living, el descanso a la noche y los desayunos comunitarios. Hay quienes eligen esta modalidad por tener precios más económicos, pero la realidad es que pasar unos días en un hostel puede significar aventura, nuevos amigos y diversión inesperada. Lautaro Lazar Vellico es su propietario -es el único hostel de la zona- y contó sobre la esencia de esta modalidad de alojamiento. 

Un perro peludo se ve a través de las ventanas del living, parece ser un Golden, de esos que siempre buscan la manera de hacer sociales con las personas, una caricia sobre el hocico alcanza. Las paredes blancas están cubiertas de cuadros vistosos, con figuras que atraen las miradas, dibujos, tapices y unos sillones que invitan a sentarse después de una larga caminata. Se ven cómodos, quien allí se instale podría sufrir un tipo de “rapto” por unas cuantas horas.

Así reciben los turistas en el Hostel Roots, de un lado un perro que mueve la cola y desde la cocina Lautaro que con una sonrisa cálida saluda y dice: “Bienvenidos”.

Roots, el hostel de Rada Tilly que invita a la aventura y rompe el mito de que "no vienen turistas"

Experiencia hostel

Lautaro viajó por el mundo y allí descubrió los hostels. Lo primero que tuvo en cuenta es que son lugares muy baratos para alojarse en Europa y Asia, sobre todo cuando se hacen viajes largos. La mayoría tiene un sistema de voluntariado, por lo que muchos viajeros aplican para los mismos. ¿En qué consisten esos voluntariados? Son intercambios donde no hay dinero, se intercambia alojamiento y comida por un trabajo que pueda brindar el viajero: “Podés ver el atardecer o el amanecer en cualquier lugar del mundo y solo pensás en qué lugar vas a conocer”, relató Lautaro.

Instalarse en un hostel significa romper algunos moldes, necesariamente el viajero comparte el momento de preparar una comida, de sentarse al lado de un desconocido que tal vez viene de la otra punta del mundo. Se conversa mucho y se viven experiencias muy divertidas cuenta Lautaro: “Es toda una aventura”.

Roots, el hostel de Rada Tilly que invita a la aventura y rompe el mito de que "no vienen turistas"

Los servicios

En febrero de 2018 inauguró el Hostel Roots para romper el mito de que “acá no hay turistas” y el día que abrió la temporada alojó a dos mochileras francesas. 

El lugar tiene capacidad para más de 20 personas. En la planta alta tiene dos habitaciones comunitarias con cuchetas y baños compartidos. En planta baja tiene una habitación con baño privado para 3 personas

El living es muy luminoso, tiene libros, instrumentos musicales, juegos y TV. Para quienes deseen tomar algo rico, hay una barra de tragos. También un patio trasero con césped y fogón. En temporada de verano se realizan actividades artísticas y dan clases de yoga. La idea siempre es integrar a la comunidad -de Rada Tilly en este caso- con los turistas.

Roots, el hostel de Rada Tilly que invita a la aventura y rompe el mito de que "no vienen turistas"

La temporada abre en el Roots en noviembre y termina en abril y durante esos meses el hostel no para de recibir turistas. No solo llegan viajeros de otros países, también recibe delegaciones deportivas. Lautaro implementó el servicio de voluntariado y están por llegar dos chicas francesas y una argentina para trabajar. 

El argentino no está muy acostumbrado a elegir al hostel para pasar vacaciones, pero de a poco se lo toma como una opción más. Los extranjeros ya lo tienen internalizado y sobre todo porque abaratan costos.

Roots, el hostel de Rada Tilly que invita a la aventura y rompe el mito de que "no vienen turistas"

De cómo surgió la idea

Lautaro tiene 37 años y es ingeniero industrial, apenas se recibió hizo una especialización en proyectos y comenzó a trabajar en una operadora local. Tenía unos 23 años en aquel tiempo. De a poco se metió en la estructura laboral, se levantaba a las 6 am y volvía a las 18 hs a su casa, ahorraba y vivía bien, pero se dio cuenta que eso no era lo suyo.

Lo pensó bastante tiempo, no dejó las cosas a tontas y locas: primero se hizo su casa, vendió su vehículo y allí salió hacia Nueva Zelanda junto a una amiga a buscar nuevos rumbos. Esos años de viajero le abrió otros horizontes, se encontró en la meditación, el yoga y otras filosofías de vida que le permitieron descubrir que la vida se puede vivir de otra forma.

Roots, el hostel de Rada Tilly que invita a la aventura y rompe el mito de que "no vienen turistas"

La vida a veces juega malas pasadas, su mamá se enfermó y se tuvo que volver acompañarla. En medio de esa crisis existencial decidió darle un rumbo a su vida. Por un tiempo no podía seguir encontrándose con viajeros por otros rincones del mundo y decidió atráelos hasta aquí e instalar su hostel.

Roots backpackers significa algo así como “raíces mochileros” y es el nombre que contiene la vida de Lautaro. 

“Los lugares los hacen las personas” dijo Lautaro convencido y así terminó la charla con ADNSUR. 

https://www.instagram.com/rootsbackpackers/

data=!4m2!3m1!1s0xbde5ac5aa6730aa1:0x1b391730154b2953
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!