Para una maquilladora el rostro es como es como el lienzo para el pintor, así lo describe Lis Medina, maquilladora y protagonista de este episodio de ¿Cuál es tu gracia?. Ella reconoce que esta profesión está muy cerca de las bellas artes y muy lejos de ser un hobby, "que es como muchos lo ven" comenta. Si bien los escenarios de una maquilladora son cumpleaños, desfiles y producciones teatrales, la tarea es seria y dinámica: ella hace magia con el pincel y el glitter. 

La observación constante de los rostros y las facciones la lleva a imaginar cómo los maquillaría: "Es una manía que tengo”, cuenta y agrega: “Puedo sentirme muy mal, pero si estoy maquillando se me pasa todo; es una satisfacción para mí”,  describe la profesional de esta tarea. Aunque parezca un trabajo simple, no lo es. "Hay que formarse mucho, actualizarse", asegura.

Lis comenzó como autodidacta hasta que se dio cuenta de que ese sistema no la dejaba crecer: “Si vos mirás videos todo el tiempo de alguna maquilladora, llega un punto en que vas a estar influenciada por ella, terminás haciendo lo mismo”, dice Lis. Fue así que en 2010 decidió irse a estudiar a Buenos Aires y se formó en la Escuela Argentina FX, donde estudian maquilladores de cine y arte.

EL MAQUILLAJE Y LAS REDES

Las redes sociales generan mucho contenido sobre maquillaje; los videos o publicaciones tienen muchas vistas, tanto en Instagram como en otras, pero sirven para mostrar lo que hacen; es su trampolín. Lis reconoce que ella no la utiliza demasiado, porque la recomendación de la boca en boca la mantienen vigente: “En las redes tenés que estar 24/7. Pareciera que suman más los seguidores que el trabajo mismo. Mi trabajo lo voy hago bien, mi experiencia me avala. Recorrí la Argentina trabajando y eso no lo genera Instagram. En un tutorial vos podes ver el trabajo de una maquilladora que estuvo 6 horas, lo editó y quedó en 5 segundos. Yo puedo hacer un trabajo en 5 segundos que está bueno”, afirmó la artista.

Lis hace maquillaje social y artístico: novias, cumpleañeras y obras de teatro, aunque ella prefiere dejar una sola etiqueta: el maquillaje todo es artístico para ella.
Lis hace maquillaje social y artístico: novias, cumpleañeras y obras de teatro, aunque ella prefiere dejar una sola etiqueta: el maquillaje todo es artístico para ella.

Aunque Lis hace maquillaje social y artístico: novias, cumpleañeras y obras de teatro, ella prefiere dejar una sola etiqueta: el maquillaje todo es artístico para ella.

EL MAQUILLAJE COMO BIENESTAR

Hay mujeres que la llaman para una fiesta y también para una salida de amigas. Siempre hay una buena ocasión para arreglarse. Lis considera que como las personas se dan un gusto y se compran una remera nueva, también lo pueden hacer con lápiz labial, maquillarse y sentirse más arreglada es una opción que se puede incorporar en la rutina diaria. “Hay una lucha constante contra el paso del tiempo, y últimamente se recurre mucho a las estéticas; no me parecen buenos estos extremos”, dijo Lis.

La maquilladora es como una cirujana con pincel. Puede afinar una nariz y engrosar los labios. Le ha tocado maquillar cicatrices y es muy gratificante para ella hacer sentir bien a una clienta y también es importante que ellas aprendan hacerlo con sus propias manos. Es por eso que también da talleres de automaquillaje. En ellos se trabajan las habilidades como la motricidad fina, que se utiliza para esto.

"Hay que lograr que la mano se comunique con el cerebro. A veces sucede que el cerebro solo puede accionar la mano para llevarse a la boca alimento o mover algo" explica, pero en el maquillaje no; por eso debe ejercitarse. Lis trabajó en peloteros, donde maquillaba a muchos chicos a la vez y eso le dio un gran entrenamiento. También se debe contar con empatía y mucha paciencia.

La producción teatral se está profesionalizando, Lis maquilla y hace prótesis faciales para obras comodorenses.
La producción teatral se está profesionalizando, Lis maquilla y hace prótesis faciales para obras comodorenses.

EL MAQUILLAJE EN EL TEATRO

Lis reconoce que en Comodoro Rivadavia se está produciendo cada vez más en este sentido. La producción teatral se está profesionalizando. Ella maquilla y hace prótesis faciales. Para esto tiene que leer libretos, estudiar y entender a los personajes para poder poner manos a la obra.

¿Te interesó su historia? Si querés conocer más sobre esta profesión entonces escuchá este podcast de ADNSUR. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!