Fanmy tiene 23 años y nació en Caracas, Venezuela. A los 17 años se fue a Colombia, donde conoció a un argentino del que se enamoró. Tras recorrer ese país por algunos meses volvió a La Plata con él, y luego una propuesta laboral de su novio la trajo a Comodoro a finales de 2018. "Los primeros inviernos fueron terribles", reconoce, pero asegura que "los lugares que hay en la ciudad me encantan". Pone Play

Si no tenés Spotify escuchalo acá

"A veces acá no se dan cuenta de todas las cosas hermosas que tienen", dice Fanmy, una venezolana en Comodoro

"A veces acá la gente no se da cuenta de todas las cosas hermosas que tienen", sostiene, y confiesa que "al principio me amargaba mucho por el viento, pero me dije que si seguía haciéndolo cada vez que salga a la calle voy a perder mi paz, entonces o me amigo con el viento o me frustro, y elegí la mejor opción para mí".

Fanmy reconoce que "llegué acá por mucha casualidad", y el relato de su experiencia viajera por Colombia a los 17 años es sólo una pequeña muestra de su espíritu libre. 

"A veces acá no se dan cuenta de todas las cosas hermosas que tienen", dice Fanmy, una venezolana en Comodoro

"Me llego la propuesta de ir a Colombia, y yo me animo a todo", recuerda, y asegura que "me impactó por el cambio cultural... creo que nunca conocí a tantos extranjeros en mi vida, porque había gente de todo el mundo".

"En Colombia conocí a un chico... me enamore de este chico argentino, de La Plata, viajamos por Colombia juntos durante tres meses, y a él se le vencía la estadía y se volvía a Argentina... A mi nada me ataba a ningún lado, él se vino primero, y agarre la mochila y me monté en el micro por nueve días", cuenta.

"A veces acá no se dan cuenta de todas las cosas hermosas que tienen", dice Fanmy, una venezolana en Comodoro

Tras una breve estadía en La Plata, "le salió una oportunidad muy buena de trabajo y nos vinimos". Aunque esa historia de amor se terminó, ella se quedó en Comodoro.

"Fue muy difícil", confiesa sobre sus primeros tiempos en la ciudad, no sólo por el clima sino por las diferencias de costumbres e idiosincracia de la gente. "Yo soy muy sociable, y al principio me costó", sostiene.

"A veces acá no se dan cuenta de todas las cosas hermosas que tienen", dice Fanmy, una venezolana en Comodoro

Cuenta que conversar con alguien con quien se comparte el banco de la plaza, el asiento del colectivo, o simplemente se coincide en algún espacio o situación no es una costumbre de los comodorenses en general. "Sentarse al lado de alguien en el micro, compartir ese espacio, saludarse y conversar, de cualquier cosa, las cosas salen naturalmente, esas cosas fluyen, y aquí me ha costado un poco", señala.

Y la ciudad, con su clima y su viento -tan inhóspito al comienzo-, con tantos "lugares maravillosos", con su gente diversa, se convirtió de a poco en un lugar para habitar. "Lo que entendí de mí, lo que descubrí de mí, lo que aprendí de las personas, conocí gente maravillosa -hay de todo un poco como en todos lados-, y no se dan cuenta de todas las cosas hermosas que tienen".

"A veces acá no se dan cuenta de todas las cosas hermosas que tienen", dice Fanmy, una venezolana en Comodoro

¿Qué es "Yo me quedé en Comodoro"?

"Yo me quedé en Comodoro" es un podcast de ADNSUR, conducido por Rocío Barquín, que apunta a conocer la historia de aquellos que llegaron desde otros países y eligieron a esta ciudad para construir su vida.

Comodoro puede ser muchas cosas... Para algunos es su cuna y su hogar, para otros la plataforma para volar... También están ellos, los que llegan y hacen de esta ciudad su lugar en el mundo. Historias de extranjeros que eligieron quedarse en Comodoro. 

Te invitamos a escuchar todos los episodios publicados de "Yo me quedé en Comodoro" y a suscribirte para no perderte ninguno, en la platafoma de SPOTIFY o en GOOGLE PODCAST.

Yo me quedé en Comodoro