COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - YPF presentó los resultados del primer trimestre de 2020 con una ganancia de 6.300 millones de pesos en comparación al resultado neto negativo del primer trimestre de 2019. La compañía aclaró que en el resultado parcial se incluye también el impacto de la cuarentena a partir de la pandemia del coronavirus, lo que resultó notorio a partir de la segunda quincena de marzo, por lo que es de esperar que los resultados del segundo trimestre incluyan el reflejo claro de la menor actividad producto del aislamiento.

Los ingresos fueron de 174.700 millones de pesos (con un crecimiento del 33,4%) y el flujo de caja operativo ascendió a los 59.000 millones de pesos (lo que significa un incremento del 38,3% respecto de igual período del año pasado).

El EBITDA Ajustado recurrente (beneficios antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones) alcanzó los 52.200 millones de pesos con un aumento del 31,0%.

En materia operativa, la producción total de crudo se mantuvo prácticamente en línea, disminuyendo apenas 0,5% en comparación al primer trimestre de 2019. La producción total de hidrocarburos (crudo, gas y glp) se incrementó 4,9%, fundamentalmente por los menores cortes en la demanda de gas respecto al mismo trimestre de 2019.

La producción neta de crudo no convencional (shale oil) de YPF mostró un crecimiento del 41,4% respecto al primer trimestre de 2019.

En el Downstream (venta de combustibles y otros derivados), la compañía mantuvo su posición de mercado “con precios que se mantienen por debajo de la evolución de inflación y con variación negativa en dólares”. Las inversiones totales alcanzaron los 36.700 millones de pesos (+21%).