CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El nuevo CEO de YPF, Sergio Affronti, expresó este jueves que la compañía atraviesa "una situación crítica desde el punto de vista financiero y operativo" y manifestó su confianza en que la actual crisis permitirá a la petrolera reorganizarse para "convertirse en un vector de crecimiento del país".

Así lo expresó Affronti, quien fue designado como CEO de la compañía la semana pasada, en un video institucional que grabó para saludar a los 22.000 trabajadores de la compañía de mayoría estatal. "YPF debe ser el líder de la industria energética para convertirse en un vector de crecimiento del país. Lamentablemente hoy la compañía está en una situación crítica desde el punto de vista financiero y operativo", afirmó el directivo en uno de los tramos del mensaje.

Serigio Affronti CEO de YPF

Affronti se manifestó "convencido que esta crisis muy profunda y muy dolorosa va a requerir grandes sacrificios para salir", pero a la vez entendió que es "una oportunidad para ordenarse, para reorganizarse y preparase para crecer con mas fuerza y empuje".

En su propuesta de trabajo a los trabajadores, el CEO de la petrolera planteó cinco principios vinculados a la "integridad" de las personas que forman el equipo de YPF y de los socios de su cadena de valor y en segundo lugar apuntó a la "orientación a resultados", para o cual comprometió trabajar para obtenerlos.

En esa misma línea, mencionó la necesidad de "trabajar en equipo" y avanzar en la agilidad, para ser una empresa mucho mas sencilla y simple en hacer las cosas y mucho más ágil en la toma de de decisiones.

En quinto lugar mencionó a la "innovación" para llevar a la empresa a otro lugar superador de la actual coyuntura, en un camino que depende de trabajar con mucha disciplina y de esfuerzo para reducir los costos mediante al búsqueda de mejores maneras de hacer las cosas".

El ejecutivo resaltó que este es su tercer ingreso a la compañía, luego de una primera experiencia a los 23 años en las operaciones de los pozos de Barrancas Norte y Cruz de Piedra, y luego tras la nacionalización del 51% del paquete accionario y bajo la gestión de Miguel Galuccio.

De aquellos años, recordó que sintió la sensación de que su regreso había resultado "una decisión importante y trascendente, al integrar un equipo que llegó a transformar la compañía" con resultado que aseguró lo encontraron "orgulloso de lo hecho".