NEUQUEN - YPF informó a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que el tope a los subsidios para el shale gas de Vaca Muerta le provocará una pérdida de 60 millones de dólares en balance del año 2018, al tiempo que reiteró que está revisando la continuidad de inversiones para perforar pozos que ya no contarán con el subsidio, a partir de los cambios anunciados por el gobierno nacional.

“Se han modificado algunas premisas básicas que sustentaron la decisión de inversión oportunamente tomada”, dijo la operadora en el comunicado enviado a la CNV.

La decisión del nuevo secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, provocó un tembladeral en las actividades proyectadas en Vaca Muerta, ya que también Tecpetrol, que es la compañía con mayor actividad en los últimos años en aquella región, anunció que la medida le provoca pérdidas por más de 5.600 millones de pesos.

El problema se origina en que el pago de subsidios por parte del Estado nacional, para incentivar la producción de gas en áreas no convencionales (que demandan mayores esfuerzos de inversión que las áreas convencionales) terminó provocando una sobre oferta de gas en la temporada de verano. Ese excedente se está exportando hoy a Chile, a precios incluso inferiores a los que se cobra en el mercado interno a los usuarios residenciales argentinos.

Si bien la medida del gobierno no anula el beneficio para los proyectos que habían ingresado en el sistema de subsidios al comienzo del plan, en el año 2017, se pone un tope para el ingreso de nuevos proyectos, iniciados durante 2018.

El problema también preocupa al sector gremial, ya que se pondría en riesgo la actividad iniciada el año pasado y podría impactar negativamente sobre los puestos laborales. Así lo advirtió el secretario general del sindicato petrolero de Neuquén, Guillermo Pereyra, quien dijo días atrás que el recorte de subsidios a la producción de gas no convencional en Vaca Muerta “es una medida que afecta directamente al crecimiento y al trabajo de los neuquinos y el país”, por lo que anticipó que si se pierden puestos de trabajo a partir de la revisión de inversiones anunciada por las operadoras, “vamos a hacer caer todos los acuerdos”.

El sindicato que representa a los trabajadores de Neuquén, Río Negro y La Pampa anunció para mañana, martes 5 de febrero, una asamblea en la que esperan reunir 20.000 trabajadores en Añelo, para analizar los pasos a seguir y las posibles medidas a adoptar en caso de despidos.