NEUQUÉN (ADNSUR) - Los trabajadores de salud continúan con las protestas en medio de la pandemia y los ajustes salariales, y desarrollan cortes en el ingreso al yacimiento Vaca Muerta hace más de dos semanas.

Por este motivo, muchas estaciones de servicio sufrieron el desabastecimiento de combustibles al estar inhabilitada la producción desde los 19 equipos técnicos de YPF que trabajan en la zona.

Vaca Muerta: la actividad petrolera sigue paralizada por las protestas sindicales

Durante el fin de semana, lentamente retomaron la distribución, luego de que YPF decidiera habilitar cuatro bocas en distintos puntos del país para proveer a las estaciones de Neuquén.

Los manifestantes dejaron circular camiones desde Plaza Huincul, mientras que la petrolera habilitó envíos desde Junín y La Plata, otra desde Villa Mercedes y la cuarta desde Comodoro Rivadavia.

Sin embargo, la preocupación para las autoridades provinciales es el efecto de la medida de fuerza en Vaca Muerta: la estimación es que se pierden por día unos 10 millones de dólares, y sólo Neuquén perdió regalías por 10 millones de pesos. Y más allá de afectar la producción actualmente, los expertos aseguran que también condicionará la inyección de gas en el invierno.

El ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro, sentó posición frente al conflicto que mantiene parada la producción en Vaca Muerta. A través de un comunicado que difundió en sus redes sociales personales criticó que el sector de trabajadores autoconvocados de salud intente imponer una solución de imposible cumplimiento para el Estado al tiempo que consideró que lleva adelante “medidas ilegales”.

Daniel Gerold, ingeniero industrial y fundador de G&G Energy Consultores, dijo a radio Mitre que los autoconvoados del sector de salud que realizan los piquetes paralizaron toda la actividad de inversión en todos los yacimientos de la provincia.

La producción está fluyendo en base a guardias de directivos de las empresas; pero está paralizado el incremento de producción de gas y de petróleo, y va a impactar fuerte; la producción prevista en mayo, no va a estar; y eso tiene un costo para el país, las empresas, y la provincia”, aseguró.