COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Los sindicatos petroleros y cámaras empresarias del petróleo se preparan para firmar un acuerdo por el que se apunta a evitar despidos en el sector, a cambio de una asignación que se encuadrará en el artículo 223 bis de la ley de Contrato de Trabajo, que contempla suspensiones de actividad sin despidos. El monto a percibir será el equivalente al salario básico, más una vianda por cada día de los que hubiera correspondido en el marco de un diagrama de trabajo normal.

“Es posible que este miércoles se pueda firmar el acuerdo y tenemos que empujar para que sea así, pero antes las operadoras tienen que dar garantía de que las pymes van a poder cumplir –advirtió Jorge Avila, en diálogo con ADNSUR-. De lo contrario, hay empresas de servicios que no van a poder cumplir, porque tienen sus cuentas embargadas por la AFIP y otros acreedores”.

El acuerdo que se apunta a firmar tendría una vigencia de dos meses y se encuadra dentro de las previsiones del artículo 223 bis de la ley de Contrato de Trabajo, que contempla la posibilidad de suspender trabajadores, pero sin despidos. Durante el período de vigencia, los operarios tendrían derecho a una asignación no remunerativa, compuesta por el sueldo básico una vianda, aunque sin los demás adicionales que conforman el salario normal y habitual.

“El trabajador va a cobrar un 70 por ciento del salario normal, porque queda el básico completo aunque pierde los otros componentes; es un acuerdo de 30 días, con la posibilidad de extender por un mes más, pero en el medio vamos a buscar más actividad –reiteró Avila-; hay un 30 por ciento de trabajadores que va a trabajar las 8 horas permanentes, que son los de producción y ellos no se ven afectados. Lo importante es preservar las fuentes de trabajo y también a la industria, para después empezar a recuperar”.

De todos modos, anticipó que quedan aspectos por acordar en las próximas horas, previo al cónclave previsto para este miércoles a las 3 de la tarde, vía videoconferencia, aunque las negociaciones continuarán desde primeras horas de la mañana. “Queremos garantías de que las empresas de servicios van a poder pagar”, insistió el dirigente. “Hay un borrador circulando, pero todavía no está cerrado el acuerdo”, aclaró, aunque reconoció que se agotarán todos los esfuerzos encontrar un entendimiento, ya que “de lo contrario vamos a fundir a la industria. En otra mesa, dentro de dos semanas, iremos a discutir el barril criollo y las retenciones”.