BUENOS AIRES (ADNSUR) - Los precios del petróleo registraron este miércoles una suba de casi 3,5% debido a la incertidumbre en torno de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos y como consecuencia de la caída de los inventarios de crudo en ese país.

El barril de la variedad WTI se incrementó 3,5% para cerrar en 39 dólares por unidad, mientras que el tipo Brent aumentó 3,4% para concluir en 41 dólares, según datos suministrados por la agencia Bloomberg.

Las elecciones dejaron con más dudas que certezas a los operadores e inversores.

Una victoria de Trump se considera esperanzadora para el sector petrolero, debido a las sanciones contra Irán y su apoyo a los recortes de producción de petróleo liderados por Arabia Saudita para respaldar los precios.

Una incertidumbre prolongada se considera el peor resultado para el petróleo y los mercados en general, mientras que una victoria de Joe Biden se consideraría de depresión de precios debido a su apoyo a las políticas ecológicas y su postura negociadora con Irán.

El precio del crudo de referencia en Estados Unidos se disparó en reacción a la caída de 8 millones de barriles en los inventarios nacionales hasta la semana del 30 de diciembre, según informó la Administración de Información Energética, un dato que contrasta con el ascenso del almacenamiento estimado por los analistas en casi 900.000 barriles.

En la última semana, las exportaciones de crudo de los Estados Unidos cayeron en 1,2 millones de barriles diarios a casi 2,3 millones de barriles diarios, la mayor baja de 2020, en tanto la producción bajó 600.000 barriles diarios a 10,5 millones de barriles diarios.

Los precios del petróleo recibieron el impulso de la posición del nucleamiento OPEP+ que suspendería un aumento en la producción de crudo, a partir de enero, ya que una segunda ola de coronavirus socava la demanda y el consumo de combustibles.

En tanto, el oro volvió a caer 0,4% para cerrar en 1.904 dólares la onza.