La empresa Cerro Negro, no pagaba regalías ni canon desde el año 2016.

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El gobierno de Chubut le quitó este miércoles un área petrolera a la empresa Cerro Negro, vinculada a Cristóbal López, a partir del endeudamiento de esa firma con el Estado provincial, ya que no paga regalías ni canon desde el año 2016. La medida fue publicada en el Boletín Oficial, según pudo corroborar ADNSUR.

El decreto 1.400/18, fechado el 26 de diciembre último, cristalizó la medida de reversión del área Cerro Negro, que había sido adjudicada a la empresa Clear SRL en el año 2005. Tres años después hubo una decisión de contrato entre esa firma y la compañía “Petrolera Cerro Negro S.A”, que se hizo cargo de la operación.

Se trata de una de las áreas marginales, así denominadas por su baja productividad, pero que fueron adjudicadas a mediados de la década pasada, ante el interés de empresas regionales y medianas compañías.

Lázaro Báez recibió una adjudicación en aquel tiempo, a través de la empresa Epsur, que se hizo con la concesión de Mata Magallanes, que también terminó revertida por su baja productividad e incumplimientos del contrato, en el año 2012.

El decreto intima a Petrolera Cerro Negro a que en el término de diez días hábiles, “haga entrega formal del área”, al tiempo que la medida aclara que la caducidad de la concesión no significa librar a la empresa de las multas y sanciones correspondientes.

Entre los argumentos de la decisión, se menciona que la firma adeuda regalías y canon petrolero desde el año 2016, además de que “su conducta y proceder ha afectado la producción y reserva del yacimiento, generando el perjuicio a la provincia”.

El decreto instruye al Ministerio de Ambiente de la provincia para que realice el inventario de los pasivos ambientales del área revertida, cuya reparación debe ser asumida por la empresa a la que se quita la concesión.

El Ministerio de Hidrocarburos debe realizar el dictamen para aplicación de las sanciones y multas pertinentes, según dispone el decreto que lleva la firma del gobernador Mariano Arcioni.