SANTA CRUZ (ADNSUR) - La Legislatura de Santa Cruz sancionó de modo remoto el lunes último, a través de la aplicación zoom, para aprobar la ley de Emergencia Hidrocarburífera en la vecina provincia, cuyos legisladores se mostraron preocupados por la situación que atraviesa el precio internacional del petróleo y las previsibles consecuencias para las inversiones en la provincia, los puestos de trabajo y los ingresos por regalías del Estado provincial. Se apunta a evitar despidos por 180 días.

Al declarar la emergencia hidrocarburífera en el territorio santacruceño hasta el próximo 31 de diciembre, en el marco de la adhesión a la emergencia sanitaria que atraviesa el país por la pandemia de coronavirus, la norma apunta a garantizar el sostenimiento de puestos de trabajo.

En efecto, entre sus objetivos se plantea “fomentar acuerdos con las empresas proveedoras del sector hidrocarburífero para mantener los contratos de servicios, protegiendo las condiciones y puestos de trabajo”.

“Es importante que tengamos diputados a la altura de las circunstancias”, dijo el secretario adjunto del sindicato Petrolero de Santa Cruz, Rafael Guenchenen, en las últimas horas, tras una reunión con empresarios regionales del norte santacruceño: “Que hoy los diputados estén dispuestos a poner trabas a las operadoras, para no despedir a los trabajadores, son ideas muy positivas porque da la tranquilidad al trabajador y las familias de que se van a conservar las fuentes de trabajo”.

Con el propósito de contribuir a los acuerdos para sostener el empleo, la norma dispuso convocar al Consejo Provincial Hidrocarburífero, creado por ley 3535, para que se constituya en estado de sesión permanente. El mismo está integrado por el ministro de Economía; el ministro de Trabajo; el secretario de Ambiente y el presidente del Instituto de la Energía de Santa Cruz. Además, dos diputados provinciales por la mayoría, uno por la minoría y el presidente de la comisión de Energía y Combustibles.

Dicho organismo podrá invitar a los sindicatos de la actividad, tanto de base como jerárquicos, mientras que el Consejo deberá remitir informes trimestrales a la Legislatura, para detallar lo actuado en el marco de la emergencia.

“A su vez –establece la ley- el Instituto de Energía de la Provincia de Santa Cruz y la Secretaría de Estado de Ambiente informarán al Consejo sobre los incumplimientos que detecten, a las obligaciones que se encuentren dentro del marco de su competencia hacer cumplir y que sean cometidos por las empresas del sector hidrocarburífero. Para el caso de incumplimientos, dicha conducta podrá ser valorada para el otorgamiento de permisos y concesiones futuras”.

Asimismo, la norma exige a las empresas el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes durante la pandemia, lo que será pasible de sanciones.

Vale recordar que el sindicato Petrolero de Santa Cruz ha rechazado el acuerdo para el cobro del 60 por ciento del salario para operarios que hoy están sin trabajo y permanecen en sus domicilios. Como condición para negociar ese planteo, apunta a un recupero no inferior al 15 por ciento de los salarios para equiparar la inflación acumulada en los primeros meses del año.