COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El paro petrolero lanzado en todo el país tiene como disparador la falta de acuerdo en la discusión paritaria con las operadoras del sector, que ya habían anticipado semanas atrás su expectativa para llevar la discusión hasta la segunda mitad de este año. En el caso particular de Chubut, además de la recomposición salarial queda por resolver la situación de 500 operarios que están bajo el régimen previsto por el artículo 223 bis de la ley de Contrato de Trabajo, es decir cobrando una parte del salario pero sin tareas efectivas y sin aportes de ley. Nación dictaría la conciliación obligatoria en las próximas horas.

“El paro está lanzado a partir de la 0 hora en lugares de trabajo –confirmó el titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privados, Jorge Avila, ante la consulta de ADNSUR-, porque no encontramos solución ni en el tema salarial ni tampoco para la gente que sigue con el 223 bis. Nosotros tenemos 500 compañeros que todavía están bajo este  régimen y las empresas no encuentran salida, lo único que nos dicen es que tienen que achicar”.

Las distancias para encontrar un acuerdo en la discusión salarial ya habían sido anticipadas por el mismo dirigente semanas atrás, cuando advirtió que el gremio buscaba una recomposición por encima del 30 por ciento para completar la pauta salarial de 2020, al tiempo que hoy añadió que si acordaban ese valor de forma retroactiva, estaban dispuestos a trasladar la paritaria de 2021 hasta octubre de este año.

Por su parte, desde el Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia, que conduce José Lludgar, también se anunció la adhesión al paro nacional, en el que confluyen además los gremios de Santa Cruz y de la cuenca Neuquina.

La discusión salarial también se complicó más en las últimas horas por el conflicto de Neuquén, donde sectores de la sanidad provincial mantienen cortes de ruta en accesos al área de Vaca Muerta desde hace una semana, lo que provocó una seria advertencia de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos en las últimas horas, que ante autoridades nacionales y el gobierno de Neuquén advirtió que corre riesgo el abastecimiento de gas en el invierno. 

“Nos dijeron que hay baja en la venta de combustibles, el problema de Neuquén y los precios en dólares que subieron, la historia de siempre –cuestionó Avila-. Las empresas nunca pierden y quieren que pierda el salario del trabajador”.

Consultado por esta agencia en relación a si se acataría la conciliación obligatoria, que podría ser dictaminada por el Ministerio de Trabajo de la Nación en las próximas horas, el dirigente respondió en forma afirmativa.

“La idea es discutir y negociar en la conciliación, que hasta que termine ya vamos a estar en mayo, pero así ganamos tiempo en lugar de empezar a discutir desde cero en ese mes –precisó Avila-. Cada uno juega sus cartas y las nuestras son para defender el salario de los trabajadores”.

“Si seguimos así vamos a terminar con el salario más bajo del país”

Por otra parte, en diálogo con FM La Petrolera el dirigente indicó que “es una situación que venimos de arrastre, en 2019 nosotros no tuvimos aumento, se nos dio una suma fija que ayudó pero no fue lo que fuimos a buscar. Después vino la pandemia en 2020 y complicó más la situación, fuimos los primeros en salir a trabajar y solos, porque Neuquén se retiró de la discusión, conseguimos un 15 por ciento”.

En ese marco, también cuestionó la situación de los trabajadores que siguen bajo el sistema del 223 bis, después de un año y cuatro meses, ya que significa un cobro parcial y sin aportes de ley. “Hubo mala predisposición de la cámara empresaria, al no haber ofrecido nada –añadió-. Tenemos que resolver el problema monetario de nuestra gente, porque si seguimos así vamos a terminar con el salario más bajo de la Argentina. No pueden desconocer el esfuerzo de los trabajadores, necesitamos darle oxígeno para nuestra gente, pero las empresas no lo quieren reconocer”.

“Hoy tienen un barril de casi 70 dólares –cuestionó-, ya no es la misma situación del año pasado y queremos poner todo esto sobre la mesa. Hemos tenido la pérdida salarial de los últimos 20 años, porque en los últimos dos años no tuvimos aumento salarial, nos han dado sólo migajas”.

Por otro lado, indicó que a partir de las 6 de la mañana del jueves 15 de abril quedará toda la actividad petrolera del país paralizada, salvo que haya un dictado de conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación. 

“El mensaje final es para que la gente se cuide, no hacemos esto para ir a tomar mate a la ruta, los trabajadores tienen que concientizarse, porque están sufriendo los salarios y además tienen que cuidarse para no enfermarse, porque seguimos con el covid y hacemos un gran sacrificio, pero la única palabra de la cámara es el ‘No’. Nosotros vamos a defender la dignidad, el salario y los puestos de trabajo de nuestra gente”.