COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  El plenario del sindicato petrolero Chubut dio plazo hasta el 30 de marzo para que las operadoras informen el plan de inversión de este año, ya que de lo contrario iniciará medidas de acción directa y una movilización a partir del 3 de abril, según se resolvió esta tarde en una concurrida asamblea. Además, se rechazó la amenaza de 1.500 despidos en el sector y la suspensión de 247 trabajadores de SP, exigiéndose también la garantía del pago de indemnizaciones o retiros voluntarios.

También se pidió el subsidio de entre 20.000 y 22.000 por trabajador, en términos similares al beneficio aplicado en Neuquén.

Con una alta participación de delegados, el plenario aprobó también lo actuado por la comisión directiva en materia de salud: la adquisición de la clínica Pueyrredón para atención de los afiliados, el contrato con la empresa de medicina prepaga Suiss Medical y el alquiler de dos hoteles, en Buenos Aires y Comodoro, para derivaciones hacia la capital y hacia esta ciudad, en este último caso cuando los afiliados provengan desde Sarmiento.

“Se va a dar plazo hasta el 30 de marzo para que las operadoras resuelvan los planes de inversión, caso contrario el 3 de abril comienza la movilización con medidas de acción directa”, expuso Carlos Gómez al término del encuentro, en diálogo con ADNSUR. Gómez, en su carácter de secretario adjunto, quedó a cargo de la conducción del sindicato, ya que Ávila comunicó que permanecerá un tiempo en Buenos Aires para atender cuestiones de salud.

Entre las resoluciones, el plenario resolvió “rechazar la amenaza de 1500 despidos dispuesta por el ministro Aranguren” y “resolver los planes de inversión en la mesa de diálogo al 30 de marzo de 2017; en caso negativo, movilización y medidas de acción directa desde el día 3 de abril”.

“El sindicato es uno solo y lo conforman todos los trabajadores del yacimiento, no somos sólo lo que estamos acá –dijo Gómez ante el nutrido plenario-, nuestros patrones son los compañeros afiliados que aportan la cuota sindical y confían en nosotros para defender el interés de cada familia petrolera; acá se terminó la interna: el que gana conduce y el resto acompaña, de buena fe de buena leche.

Cuando un secretario general se ha jugado los primeros 60 días dedicándose exclusivamente a la pelea contra las operadoras y el gobierno nacional, ésta ha sido la mejor respuesta, compañeros: este plenario con cada uno de ustedes fortaleciendo la conducción de Jorge Avila”, sostuvo.

Señaló que el secretario general continuará trabajando desde Buenos Aires, con el mandato de que una vez vencidos los plazos, el próximo 30 de marzo y si es que hasta entonces no se conocen los planes de inversión de las operadoras, comenzará el plan de lucha con medidas de acción directa. “Vamos a salir a la calle a defender cada uno de los puestos de trabajo, diciendo no a la política que pretenden plantear Macri, Aranguren y todo el gobierno nacional”, expuso.

En ese marco, planteó que no se pueden repetir casos como el de SP. “Es un ejemplo para no repetirlo: el plan de lucha es para que esto no se repita que una empresa que surgió a partir de la recuperación de YPF, hoy termina fundida y sostenida por los trabajadores, mientras la actitud de las operadoras es aprovechar la crisis para eliminar puestos de trabajo, flexibilizar el convenio colectivo de trabajo, eliminarlo si es posible y (pretenden) poner en cada yacimiento la libreta de fondo de desempleo para los trabajadores petroleros, porque eso es la flexibilidad laboral”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!