COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Según detalló el ministro Martín Cerdá ante la consulta de ADNSUR, el total asciende a 1.030 millones de dólares, estimándose que podría incluso superar esa cifra, según confió el ministro de Hidrocarburos, lo que se terminará de definir a fines de este mes.

Los anuncios de las principales operadoras de la cuenca durante la última semana, que fueron valorados por los gremios y ámbitos de gobierno, proyectan un importante recupero de inversiones y perforación para el año 2021 en Chubut, acercándose a niveles previos a la pandemia.


El año pasado, a causa del coronavirus, en algunos casos hubo que revisar esas proyecciones. El precio del petróleo había caído fuertemente y la demanda de combustibles se desplomó, en sintonía con un mundo paralizado.


Un ejemplo de esa revisión de planes fue el de YPF. La operadora de mayoría accionaria estatal había previsto una inversión, para todas las áreas del país, cercana a los 2.800 millones de dólares. Sin embargo, recientemente reconoció  que el monto para producir petróleo y gas fue de unos 1.100 millones, es decir menos de la mitad de lo previsto.


Para 2021, la operadora nacional proyectó para Chubut un plan de 45 nuevos pozos, a partir de la anunciada inversión de 180 millones de dólares, sobre un total que ascenderá a 2.100 millones de dólares en todas las áreas del país. A esto se suman los 300 millones de dólares anunciados para Santa Cruz, completando para la cuenca un plan que representa más de la mitad de lo destinado a áreas convencionales.


 La revitalización de YPF responde también al cierre de su proceso de canje de deuda, que le permitió liberar fondos para reorientar a los campos petroleros. El martes 23 de marzo cumplió con un compromiso de 173 millones de dólares, según detallaron fuentes de la compañía a esta agencia.

Efectos de la segunda ola

En todo el mundo se sigue con lógica atención la evolución de la segunda ola del coronavirus. En lo que va de esta semana, el cierre de fronteras decidido por Alemania y las restricciones de otros países europeos hicieron retroceder al mercado petrolero.


De casi 70 dólares que alcanzó el crudo tipo Brent (que se toma como referencia en nuestro país) hasta hace 10 días, el martes 23 había caído debajo de 61. Sigue en valores altos, igualmente, al compararse contra los menos de 20 dólares que promedió entre abril y mayo del año pasado.


De la producción de vacunas y la evolución de los contagios, que podrían derivar en nuevas restricciones al tráfico aéreo mundial, dependerá que se viva un escenario similar al del año pasado o se consolide la recuperación evidenciada en los últimos meses.