CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, ratificó este lunes el paro de 24 horas de este jueves en demanda de la aplicación de la revisión salarial de la paritaria 2019 y la discusión de la de este año, pero aceptó la convocatoria empresaria al diálogo.

Pereyra advirtió en un comunicado de prensa que "los trabajadores no tolerarán más atropellos e irán al paro total en defensa de sus derechos si los empresarios no aplican esa revisión salarial y no convocan a la paritaria 2020".

"Hace cinco meses que rige el confinamiento por la pandemia de coronavirus, y nadie conoce el final de esa realidad, pero el sindicato explicó todo ese tiempo el sacrificio realizado por el personal hidrocarburífero. La convocatoria al diálogo implica un acto de transparencia y no sentarse a escuchar imposiciones", señaló.

El dirigente gremial advirtió también que ello "no significa flexibilizar o podar los ingresos de la base de la pirámide sino mejorar la inversión y eficiencia de las operaciones, como se hizo en Vaca Muerta, lo que generó el aumento de la productividad con las conductas y los estímulos adecuados", dijo Pereyra.

El sindicalista reclamó que "miles de suspendidos vuelvan a ponerse el mameluco para trabajar"; aseveró que "la sustentabilidad de la industria petrolífera y gasífera no implica cercenar derechos" y puntualizó que el gremio no permitirá "el recorte de contratos de pequeñas y medianas firmas".

La Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) convocó al sindicato al diálogo, aunque Pereyra ratificó que la medida de fuerza, que afectará la producción, solo será levantada si se convoca a la paritaria.

"El diálogo no puede transformarse en monólogo. Sobre 24 mil afiliados que tiene el gremio, casi 12 mil continúan en sus casas suspendidos desde el inicio del aislamiento social obligatorio hace más de 5 meses. Y la mayoría pertenece a las empresas contratistas de YPF", puntualizó el dirigente sindical.

El gremialista adelantó que para frenar una huelga total ya declarada, la convocatoria patronal al diálogo debe producirse antes de las 20 de este miércoles, y detalló que el gremio "no aceptará el quite de los bonos de torre y de paz social para transformarlos en un mero bono por productividad"

"A las suspensiones y los recortes salariales se suma la depreciación de los ingresos frente a una inflación galopante", y "las cámaras adeudan un aumento del 16,2 por ciento por la paritaria 2019 y deben convocar a la de este año", señaló.

La CEPH aseguró hoy que Vaca Muerta requiere del "compromiso de todos para que desarrolle su máximo potencial"; convocó al sindicato al diálogo y sostuvo que "es preciso readaptar y repensar los esquemas productivos y las relaciones laborales vigentes, diseñadas para la plena actividad y con otro precio del crudo".

"Se requiere incentivar la productividad y la eficiencia. Y es fundamental integrar a los sindicatos en estos acuerdos", señáló un comunicado patronal.

Fuente: Télam