COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El secretario del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, se refirió en diálogo con ADNSUR al inicio de la discusión paritaria para este año e indicó que pidieron “la mesa para juntarnos la semana que viene y empezar a cerrar el aumento 2019. Nosotros llevamos 32 por ciento de aumento del año pasado, pero la inflación dio un 53,8 por ciento –recordó-. Teníamos anticipos de enero a marzo y hay que ser responsables; hay que ver cómo saldar la diferencia, entre 12 y 15 por ciento, para empezar a hablar del 2020”, manifestó.

En relación con los aumentos propuestos por el gobierno de Alberto Fernández, en reemplazo de las cláusulas gatillo de ajuste por inflación, afirmó que el tema “se habló de esto con el ministro de Trabajo y la semana próxima es clave para empezar discutir, aunque será una semana corta”.

Consultado sobre si hay posibilidad de que el aumento sea por suma fija y no por porcentaje de inflación, Ávila dijo que “cuando nos sentamos a discutir la nueva ley de hidrocarburos, el barril estaba a 65 dólares y luego, por el coronavirus, lo llevó a 53 dólares; hay un proceso en el mundo que va cambiando y eso nos pone a nosotros en alerta, para ver lo que va a suceder. La principal compradora de las exportaciones petroleras de Chubut es China y hoy esa demanda ha caído; no están entrando barcos y tenemos un problema porque el mundo globalizado nos lleva a eso. A pesar de eso, hemos subido seis equipos hasta la fecha en Dragón, porque la baja de YPF se pudo compensar por otro lado, pero ojalá esta operadora pueda recuperar rápido su funcionamiento. Las negociaciones paritarias se van a dar en estas circunstancias y esperamos poder comunicar novedades desde la semana próxima”.

Tras la reunión con el presidente Alberto Fernández, Ávila se refirió al cónclave en diálogo con esta agencia de noticias. Informó que habrá incentivos para que la exploración de nuevos recursos en Chubut cuente con ventajas similares a Vaca Muerta, por un lado; y la convocatoria a una unidad detrás del “albertismo”, en términos políticos, para dar sustento al gobierno provincial y atravesar la crisis de Chubut. “El sector petrolero es la principal garantía para el gobernador, se llame como se llame, porque es el único que genera 30.000 puestos de trabajo en el ámbito privado”, afirmó.

Consultado sobre en qué consisten los incentivos para la actividad petrolera en Chubut, el líder de Petroleros explicó: “Si hoy tuviéramos que perforar un pozo no convencional, no hay equipos para perforar a esa profundidad, ni para hacer los pozos dirigidos; tampoco hay insumos, que son todos importados. Entonces los incentivos pasarían por una baja a los aranceles de importación, siempre que sea para explorar y perforar nuevos pozos. El tema es contar con la tecnología para hacerlo, otro incentivo podría ser la baja del canon de exploración. Las regalías se tienen que pagar igual, porque después del segundo o tercer pozo la inversión ya se recupera. También apuntamos a que las pymes regionales tengan los incentivos necesarios para sobrevivir, luego de lo que ha pasado con la industria. En Chubut estamos padeciendo la baja de inversión de YPF, que ha parado dos perforadores, dos workover y dos pulling: un total de 6 equipos menos, que por ahora no se van a recuperar porque el plan de inversiones, por 150 millones de dólares, es de los más bajos de su historia en esta provincia.

Dijo que el mensaje del presidente Alberto Fernández, en relación a la crisis actual y la situación de Chubut, fue “que acompañemos al gobernador Arcioni, que demos todas las garantías necesarias y tratar de juntar a todos los políticos de Chubut, sean del peronismo o el partido que sea para construir algo que nos permita pensar una provincia distinta. Tal vez la falta de liderazgo político hace que estas cosas pasen hoy, pero la iniciativa en general es que seamos lo más razonables posible para buscar una salida a Chubut y terminar estas peleas de Twitter y Facebook, que “me agregaste o vos me sacaste”, que no le sirve a nadie. El gran espaldarazo se dará cuando Alberto llegue a Comodoro Rivadavia, como capital alternativa, pero no para brindar un apoyo a ninguno en particular, sino para demostrar que está preocupado por Chubut y que los chubutenses debemos ser inteligentes; y tomar eso como un incentivo para crear el “albertismo” como nexo para la unidad, no para confrontar, sino para buscar la unidad.

Remarcó que el sector petrolero es hoy el principal sostén “de la provincia; el que venga a gobernar, se llame como se llame, tiene en el petróleo su principal apoyo porque es la única actividad privada que genera 30.000 puestos de trabajo en la provincia”.