COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El secretario general de Petroleros Chubut, Jorge Avila, informó a ADNSur que el martes continuarán las negociaciones paritarias, tras pasar a un cuarto intermedio el último viernes. Señaló que están cerca de un acuerdo con algunas operadoras para volver a jornadas de 12 horas, aunque otras mantienen su negativa por haber definido ya los presupuestos de cara al año 2018: “No puede ser que con el petróleo a 70 dólares mantengan la baja de actividad, porque ellos están enfocados en Vaca Muerta y no van a cambiar esa mirada”, señaló. Y no descartó también una movilización en repudio al aumento de los servicios públicos.

Al hacer referencia a la negociación paritaria mantenida el viernes último, señaló que todavía no hubo acuerdo, ya que el sindicato apunta a retomar las jornadas  laborales normales (de 12 horas y de “lunes a lunes”), que se vieron reducidas a 8 horas (y “de lunes a viernes”) a partir de la crisis por baja de precios.

Indicó que con YPF hubo avances porque “prácticamente un 90% de los equipos ya está acordado que vuelven a trabajar de lunes a lunes y en 90 días lo haría la totalidad de esta operadora, que es como nosotros decíamos: si no modificaba el presupuesto, no iba a llegar con la actividad hasta agosto”.

Sin embargo, reconoció que con Tecpetrol la discusión es más dura “porque ellos están enfocados en Vaca Muerta y no van a cambiar esa visión”. El lunes de la semana próxima habrá reuniones con esta compañía “para ver si podemos ponernos de acuerdo”, mientras que el martes tendrá continuidad la negociación paritaria con todas las operadoras.

301 REPRO por seis  meses

Otro de los objetivos en la discusión es lograr que se prorrogue por al menos seis meses el pago de subsidios REPRO a trabajadores despedidos. “Se vencieron 301 y en su mayoría son de SP, por eso estamos pidiendo que haya una continuidad hasta que puedan reincorporarse –indicó-. Con los precios que hoy tiene el petróleo no puede ser que no haya más actividad, lo que pasa es que se combina que estamos en una provincia que no le interesa al gobierno nacional y que al mismo tiempo la castigan por no abrir el tema minero”.

Avila anticipó que en el caso puntual de Tecpetrol podrían iniciar un plan de lucha con medidas de fuerza en el interior del yacimiento, al tiempo que no descartó también una movilización general en repudio al aumento de los servicios públicos: “para la gente que paga alquiler, los aumentos de la luz y el gas son un golpe muy duro”, cuestionó.