COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Otra de las consecuencias de la suba del precio del petróleo, es la mayor presión de los precios de los combustibles, que están pisados por una decisión política del gobierno nacional, luego de que Alberto Fernández ordenara al presidente de YPF, Guillermo Nielsen, volver atrás con una suba del 5% anunciada para el 30 de diciembre último. El crudo Brent arrancó la jornada del lunes cerca de los 70 dólares.

Con el recalentamiento del conflicto en Oriente Medio a partir del bombardeo y muerte de uno de los líderes iraníes a manos del gobierno de Donald Trump, la suba del precio del crudo se transforma en otro elemento de presión sobre las tarifas de los combustibles en la Argentina.

El decreto de congelamiento había provocado un retraso que las refinadoras buscaron recuperar desde el 13 de noviembre, cuando concluyó esa medida, lo que posibilitó un recupero paulatino. Sin embargo, el alineamiento no es total y antes de la escalada actual del precio internacional ya reclamaban un retraso del orden del 10%, sin contar los aumentos de impuestos que el gobierno también resolvió diferir para febrero, a lo que ahora se suma la escalada del petróleo.

Según Global Petrol Prices, Argentina presenta hoy un precio de nivel medio en comparación al resto del continente, con un valor promedio por litro de nafta de 96 centavos de dólar, aunque no tan alejado de la referencia habitual de un dólar por litro. Colombia y Bolivia están más bajos, con 74 y 54 centavos, respectivamente. Dejando de lado a Venezuela, que aparece con un valor 0 dólar, también Estados Unidos presenta un valor más bajo, de 77 centavos por dólar. Por encima se ubican Uruguay, con 1,48 dólar; Brasil, con 1,13 y Perú, con 1,08 dólar por litro de nafta.