SANTA CRUZ (ADNSUR) - El Ministerio de Trabajo provincial informó que "por expresas instrucciones" de la gobernadora Alicia Kirchner, personal de ese organismo realizó una inspección e inició una investigación en el Pozo CS-2168 (Yacimiento Cañadón Seco), donde el 4 de agosto alrededor de las 13.30 horas se accidentó un operario.

La cartera laboral informó que "las inspecciones detectaron la inexistencia de documentaciones y procedimientos de trabajo que deben cumplimentarse con anterioridad a la maniobra realizada en un ambiente de alto riesgo laboral", por lo que "se elaboraron actas por incumplimiento de aspectos laborales, Seguridad e Higiene y Ley Nº 3141, contratación de mano de obra local".

En el marco de las actuaciones, la autoridad laboral instó por escrito a la razón social "Instalex", en un plazo de cinco días hábiles, a presentar "la documentación de Higiene y Seguridad: Plan de capacitación; entrega de Elementos de Protección Personal (EPP); ropa de trabajo; Procedimiento de Trabajo Seguro; denuncia ante la ART, entre otras".

"Además de dar cumplimiento a la responsabilidad de empleador, la información solicitada por la Autoridad Laboral permitirá evaluar y determinar las causas que desencadenaron en el accidente de trabajo", se añadió.

 


Además, la operadora Sinopec Artentina "deberá entregar la documentación respaldatoria solicitada; las denuncias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales hechas ante la ART y SRT, además del cumplimiento de las medidas correctivas que surjan de las investigaciones efectuadas".

El informe oficial detalló que "un operario de la empresa Instalex trabajaba con una amoladora en la desvinculación de un puente en una excavación en el Pozo CS-2168" y que "estas labores habrían generado que la línea de operación se incendie".

El incendio provocó heridas en el cuerpo del operador, por las que fue tratado en el Hospital Zonal de Caleta Olivia.

"La maniobra de despresurización estaba a cargo del supervisor de la operadora Sinopec Argentina, quien también sufrió lesiones producto del siniestro", agregó el informe.

 

 

TRASLADO A COMODORO

Por su parte Sinopec Argentina informó el sábado que el operario Sergio Cárdenas "continúa en terapia intensiva, pero estabilizado y mostrando mejorías", y que  "fue trasladado a una clínica privada en la ciudad de Comodoro Rivadavia para dar comienzo al tratamiento de piel".

La operadora agregó que se generó un "grupo especial que sigue trabajando en la investigación", al tiempo que aseguró que "el ducto se encontraba en condiciones operativas y las maniobras eran para destaparlo por la posible obstrucción de arena y/o parafina acumulada luego de la inactividad del paro".

De esa manera Sinopec se refirió al conflicto iniciado el 31 de julio por los sindicatos petroleros de base y de jerárquicos, que denunciaron el despido de 400 trabajadores, además de la falta de inversiones, por lo que las partes asisten a una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo nacional.

"Se está revisando la aplicación de los protocolos correspondientes y determinando las causas para evitar accidentes similares a futuro", añadió Sinopec Argentina.