COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La empresa Halliburton se sumó a las compañías de operaciones especiales que pusieron a consideración de sus empleados un programa de retiros voluntarios, en el marco de la crisis petrolera. También Schlumberger y Pecom habían anticipado propuestas similares. En Comodoro Rivadavia, hay 600 trabajadores que se desempeñan en empresas nucleadas en este tipo de compañías internacionales, a los que se suman otros 900 operarios empleados en subcontratistas.  

La propuesta estaría basada en la situación de crisis desatada por la pandemia y la caída de los precios internacionales, lo que ya se había vislumbrado con el pago de haberes salariales desdoblado, a partir de un anticipo depositado el 30 de abril, según trascendió en sectores vinculados a la industria.

Similar camino adoptó la empresa San Antonio Internacional, que en abril había pagado salarios en dos etapas, mientras que al iniciar mayo también comunicó a sus operarios la dificultad para cumplir el pago de haberes en tiempo y forma.

La situación podría arrastrar a otras empresas de servicios regionales, que son subcontratadas por las empresas de servicios de carácter internacional. Por ello, en los últimos días se mantuvieron intensas reuniones entre representantes de las pymes regionales y autoridades locales, a fin de llegar ante el gobierno nacional con el pedido de ayuda para encuadrar a estas empresas en el alance del decreto nacional de asistencia a los empleadores.

Por dicho decreto, número 332, se prevé una asistencia desde el Estado nacional, con un aporte que puede alcanzar el equivalente hasta dos salarios mínimos vital y móvil, con un equivalente a 32.000 pesos.

En las últimas horas, el ministro Matías Kulfas comunicó la modificación de dicha norma, para que se pueda incluir a empresas del sector petrolero, ya que por realizar servicios esenciales habían quedado fuera de la cobertura, en una primera etapa. De todos modos, para ingresar al programa deberán demostrar que la facturación del período que va desde el 12 de marzo al 12 de abril de este año es inferior al mismo lapso del año pasado, lo que podría traer complicaciones si no se ajustan dichos flujos a la inflación del último año.

Por su parte, el intendente Juan Pablo Luque se mostró crítico con las empresas representadas por la Cámara de Empresas de Operaciones Especiales (CEOPE), en línea con lo que planteó por su parte el secretario general de petroleros privados de Chubut, Jorge Avila:

“Estas son las grandes empresas internacionales, representadas por la CEOPE, que tienen cero responsabilidad social empresaria con esta región, aunque a algunas les ha ido realmente muy bien y obtuvieron grandes beneficios, pero por 40 días de crisis las más grandes ofrecen retiros voluntarios y las más chicas siguen tratando de pagar los salarios -cuestionó el intendente Juan Pablo Luque, en declaraciones a canal 9-. Por eso, hemos pedido al ministro Matías Kulfas que las empresas del sector petrolero puedan ser incorporadas al decreto 332 y nos ha dado la buena noticia de que ha modificado para que puedan ser alcanzadas”.