COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El sindicato Petrolero Chubut ratificó el paro por 48 horas para el miércoles 28 y jueves 29 de agosto, con la paralización de 6.125 pozos que hoy se encuentran en producción, en rechazo a las políticas económicas del gobierno nacional, entre las que se cuenta el decreto de congelamiento del tipo de cambio para operaciones petroleras, lo que provoca a Chubut un perjuicio estimado en más de 3.700 millones de pesos. También se señala el agravamiento de la crisis que provoca la interrupción del tránsito petrolero en el marco del conflicto de estatales, según la solicitada publicada por el sindicato.

El texto indica que además de la crisis financiera de empresas en situación de quebranto, en el último plenario de delegados, se analizaron las consecuencias del conflicto de trabajadores estatales “y cortes de ruta que afectan exclusivamente la actividad Petrolera pero sin afectar la producción de aluminio o de los Puertos de la provincia”.

Entre los fundamentos de la medida, se señala la defensa del plan de inversiones anunciado este año por las operadoras de la región, con una proyección de 1.493 millones de dólares, para sostener 18.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, proyectando una recaudación de 470 millones de dólares en regalías hidrocarburíferas.

Sin embargo, añade el texto, el escenario cambió a partir de la devaluación del 12 de agosto y las medidas adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri tras la derrota sufrida en las PASO.

“En 24 hs. quiso arreglar su trasnochada pidiendo perdón  y no tuvo mejor idea que ofrecer nuevos decretos con dádivas electoralistas, pero fijando tasas de interés del 70%, avanzando en la expropiación de una gran parte de la coparticipación provincial y municipal, y firmando el decreto 566/19, que congela el precio del barril de Petróleo en 59 dólares, con u dólar de 45 pesos, atacando la base de cálculo de las recaudaciones provinciales y municipales, encareciendo y dificultando el pago del endeudamiento provincial, atentando contra el plan de inversiones y fundiendo a nuestras PYMES y Comercio Regional”.

En ese marco, el sindicato realiza un cálculo de 3.737 millones de pesos de perjuicios para la provincia de Chubut y municipios, a partir de la baja de regalías y pérdidas de coparticipación, entre otros conceptos.