SANTA CRUZ (ADNSUR) -  El Gobierno de Santa Cruz informó el domingo, que se inició una investigación en el yacimiento Cañadón Seco que opera Sinopec en el norte de la provincia, donde el último martes se produjo un accidente que afectó a un operario de la contratista Instalex cuando realizaba reparaciones, informaron fuentes oficiales.

El informe oficial detalló que "un operario de la empresa Instalex trabajaba con una amoladora en la desvinculación de un puente en una excavación en el Pozo CS-2168" y que "estas labores habrían generado que la línea de operación se incendie". El incendio provocó heridas en el cuerpo del operador, por las que fue tratado en el Hospital Zonal de Caleta Olivia.

"La maniobra de despresurización estaba a cargo del supervisor de la operadora Sinopec Argentina, quien también sufrió lesiones producto del siniestro", agregó el informe.

Por su parte, la operadora Sinopec, informó que el operario Sergio Cárdenas "continúa en terapia intensiva, pero estabilizado y mostrando mejorías", y que el sábado "fue trasladado a una clínica privada en la ciudad de Comodoro Rivadavia para dar comienzo al tratamiento de piel".

Asimismo, desde la empresa manifestaron que se generó un "grupo especial que sigue trabajando en la investigación", al tiempo que aseguró que "el ducto se encontraba en condiciones operativas y las maniobras eran para destaparlo por la posible obstrucción de arena y/o parafina acumulada luego de la inactividad del paro".

De esa manera Sinopec se refirió al conflicto iniciado el 31 de julio por los sindicatos petroleros de base y de jerárquicos, que denunciaron el despido de 400 trabajadores, además de la falta de inversiones, por lo que las partes asisten a una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo nacional.

"Se está revisando la aplicación de los protocolos correspondientes y determinando las causas para evitar accidentes similares a futuro", añadió Sinopec Argentina.