El precio del petróleo se acercó en la última semana a los 90 dólares por barril, alcanzando un nivel que no se verificó desde hace 7 años. A nivel internacional se especula con maniobras de los principales países, como Estados Unidos y China, para lograr una baja en la cotización. En el golfo San Jorge en particular y en la Argentina en general, la liquidación de regalías se hace sobre precios de referencia para el mercado interno, que sigue ubicándose entre 10 y 12 dólares por debajo de la pantalla externa y puede llegar hasta 15 ó 20 dólares por debajo, en algunas provincias. ¿Cuánto podría recaudar Chubut si el barril sigue escalando?  

En noviembre de 2021, cuando el precio del petróleo se ubicó en un promedio de 74 dólares por barril, la liquidación por cada unidad en Chubut osciló los 63 dólares, manteniendo una diferencia de 11 dólares para el crudo que se destina al mercado interno. 

Ese problema, el de cobrar regalías por debajo de lo que correspondería si se aplicara el precio internacional, se registra, con variaciones, en todas las provincias productoras de crudo del país. En algunas la diferencia puede ser mayor, lo que significa que los ingresos por regalías quedan “pisados”.

El precio al que se liquida el petróleo en el mercado argentino se mantiene desacoplado del mercado internacional.
El precio al que se liquida el petróleo en el mercado argentino se mantiene desacoplado del mercado internacional.

El precio del mercado petrolero argentino surge a partir de la negociación entre productoras de crudo y refinadoras. Aunque en la mayor parte del mercado, se trata de las mismas compañías que ocupan los distintos sectores de la cadena, hay también actores individuales, que ocupan el rol de productoras o de refinadoras, en uno y otro extremo de la cadena. 

La negociación está cruzada, además, por la decisión política de sostener sin cambios los precios de los combustibles, que se mantienen congelados desde mayo del año pasado. Como los valores del surtidor quedaron por debajo de la inflación, el mismo tope se traslada a la hora de acordar el precio en el que se comercializa el petróleo en el mercado interno.

“Nosotros estamos entre 10 y 12 dólares por debajo, más cerca de 10, pero hay otras provincias que incluso sufren más descuentos”, comentó el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, reflejando que el problema es menos perjudicial para Chubut, al compararse con otras jurisdicciones.

El precio de las naftas y gasoil quedó por debajo de la inflación.
El precio de las naftas y gasoil quedó por debajo de la inflación.

El tema fue parte de las discusiones de la OFEPHI en las últimas reuniones del año pasado y tendrá fuerte presencia en la agenda de este año, ya que Neuquén, la principal productora de petróleo en este momento, es una de las más afectadas, superando los 20 dólares de diferencia. 

Cuánto podría recaudar Chubut este año

De este modo, puede estimarse que cuando el petróleo cotiza a 90 dólares por barril, las regalías de Chubut se liquidan sobre una referencia de 10 dólares menos, es decir en alrededor de 80 dólares.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el petróleo que se exporta desde esta provincia, que representa alrededor de un 30 por ciento de la producción total, recibe un precio más alto, ya que en ese caso se aplica el precio internacional menos las retenciones sobre exportación, que alcanzan el 8 por ciento. Por ejemplo, sobre un precio estimado en 90 dólares, el descuento sería de 7,2 dólares.

Sobre el petróleo exportado, Chubut recibe un mejor precio.
Sobre el petróleo exportado, Chubut recibe un mejor precio.

Aun con ese desacople de los precios internacionales, los ingresos de Chubut se verán favorecidos este año, mientras la cotización internacional se mantenga en los valores que se reflejaron durante el último año. 

En el presupuesto 2022, el ministro Oscar Antonena ha proyectado que los ingresos por regalías petroleras de este año se ubicarán en torno a los 59.000 millones de pesos, sobre un barril estimado en 60 dólares. Si la cotización se mantuviera un 30 por ciento por encima, suponiendo que el barril se estabilice en torno a los 80 dólares, entonces esos ingresos crecerían en alrededor de 18.000 millones de pesos más. 

Según esas proyecciones, los ingresos que aportaría este año el petróleo para la provincia serían de más del doble que los 37.000 millones de pesos en que cerró, aproximadamente, el año 2021.

Ministro de Economía, Oscar Antonena.
Ministro de Economía, Oscar Antonena.

La parte menos ‘virtuosa’ de la cadena es que los ingresos están atados sólo al precio de una materia prima, pese a que también podrían esperarse subas por mayor producción. Ese ítem, según se observa en las curvas de producción de los últimos años, sigue en duda. 

Las contracaras y los riesgos de hacer cuentas apresuradas

Todo pronóstico sobre el mercado petrolero corre el riesgo no sólo de quedar desactualizado, sino directamente en ridículo. Es que la volatilidad que ha sido habitual en la historia del petróleo se ha visto potenciada por la pandemia y lo mismo pueden esperarse subas por razones circunstanciales, como en los últimos días, como también rápidas bajas, como se ha visto en los últimos dos años.  

La referencia a las bajas no es sólo por la drástica caída de abril de 2020, al inicio de la pandemia. No hace mucho, en noviembre de 2021, hubo fuertes retrocesos con la aparición de la nueva variante del coronavirus, Ómicron.

Atardecer en Pampa del Castillo, Chubut.
Atardecer en Pampa del Castillo, Chubut.

Por otro lado, aun con precios extremadamente altos, como en la actualidad, hay factores negativos que los analistas suelen advertir. Uno de ellos se vincula a las dificultades logísticas que puede implicar la alta demanda de actividad al compás de precios elevados, en todo el mundo, lo que siempre resulta perjudicial para actores marginales del mercado como lo es la producción petrolera argentina.

En el plano internacional, además, podría haber cambios importantes a partir de decisiones adoptadas por los gobiernos de Estados Unidos y China, para utilizar parte de sus reservas estratégicas de petróleo, debido al impacto negativo que significa para sus economías el encarecimiento de la energía, según se lee en análisis internacionales.

Esas decisiones apuntan a descomprimir la demanda de dos de los principales consumidores del mundo, por lo que podría tener incidencia para bajar precios. 

Frente a ese complejo contexto internacional, juegan las variables propias del mercado argentino. El aprovechamiento de los mejores precios para incrementar la producción quedó condicionado en los últimos días, a partir de lo que las operadoras ya comenzaron a informar a distintos actores de la industria.

El factor que podría condicionar inversiones

Se trata de una consecuencia derivada de la no aprobación del presupuesto nacional, donde estaba contemplada la posibilidad de que las compañías petroleras afrontaran el pago del impuesto a las ganancias a lo largo de los próximos 3 años, es decir una especie de pago ‘en cuotas’. 

Al no aprobarse el presupuesto nacional, ese mecanismo no prosperó y algunas compañías ya dejaron trascender que si deben afrontar el pago del impuesto en un solo ejercicio, esto podría detraerse de una parte de las inversiones previstas para el año 2022.

“Las petroleras ya nos han informado esto, cuando hay un problema así somos los primeros en enterarnos –comentó Jorge Avila, consultado para este informe -. Si yo no puedo cubrir a mis trabajadores por el impuesto a las ganancias, no vamos a ir a pelear por las operadoras. Primero hay que arreglar nuestra situación, para después ver si podemos hacer algo para ayudar en ese tema”.

Por otro lado, el líder sindical también dejó entrever las dudas existentes en torno a los problemas de financiamiento que el país afronta debido a los inconvenientes de su alto endeudamiento con el FMI. “Las inversiones las hacen con préstamos, así que ese es otro problema que puede agravar el panorama”, advirtió.

El petróleo cerca de 90 dólares: los ingresos que proyecta Chubut, las regalías “pisadas” y la condición que podría reducir las inversiones de este año

Por su parte, el ministro Cerdá dijo que no había recibido ningún planteo oficial en este sentido, por lo que confió en que las inversiones se desarrollarán como fueron anunciadas en diciembre último, que en Chubut debería superar los 1.000 millones de dólares.

Los problemas que podrían surgir de la no aprobación del presupuesto ya comenzaron a trascender y habrán que ver si es materia de una negociación específica de las compañías del sector con el gobierno, o si el reclamo, por ahora solapado, crece hasta generar dudas en torno a los planes de inversión y la actividad prevista para el año en curso. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!