Aunque los 84 dólares en que cotiza este lunes el crudo tipo Brent, que se toma como referencia en la Argentina, sigue ubicándose en un nivel más que aceptable, la tendencia a la baja en las últimas semanas podría anticipar una nueva etapa, luego de haberse ubicado en torno a los 100 dólares durante gran parte del año, e incluso por encima de esos valores.

Según coinciden los reportes internacionales, la baja en la cotización del petróleo, que se aceleró la semana pasada, responde a los temores en torno a un nuevo enfrentamiento de la economía global, tras la reciente suba de la tasa de interés en Estados Unidos y otros países centrales, como política para combatir la inflación.

Es probable que la próxima reunión de la OPEP y aliados, entre los que se cuenta Rusia, acuerden un nuevo recorte de producción en su próxima reunión prevista para el 5 de octubre, en línea con lo realizado en la reunión anterior. En esa oportunidad, ante las señales que ya se venían verificando de un mercado a la baja, aunque el recorte anunciado fue simbólico, de sólo 100.000 barriles diarios (alrededor del 0,5% de la producción mundial).

En esa oportunidad también se advirtió otro factor de tensión, ya que los países nucleados en el G7 habían anticipado posibles sanciones contra el petróleo de Rusia, en el marco del conflicto con Ucrania. Paralelamente, Arabia Saudita había asumido compromisos con Estados Unidos para comenzar a incrementar lentamente la producción, a fin de atenuar los precios que explican gran parte del alza inflacionaria.

EL evento parece una muestra más de la alta volatilidad del mercado. Hasta mitad de este año se preveía que la demanda mundial superaría los 100 millones de barriles diarios durante el año próximo, a partir del recupero de la economía tras la pandemia, de allí que la OPEP había iniciado un sendero de incremento de producción desde agosto, lo que empezó a revisarse apenas se inició septiembre.

Los precios en el país y lo que recibe Chubut

En el país sigue aplicándose un precio diferencial para evitar el impacto directo sobre los combustibles, en una referencia conocida como ‘barril criollo’. Por ejemplo, durante el mes de julio, cuando el crudo Brent cotizó a un promedio de 105 dólares, a Chubut las regalías le fueron liquidadas a un precio ponderado del orden de los 75 dólares.

El crudo que se toma como referencia en Argentina se negoció este lunes apenas por encima de los 84 dólares
El crudo que se toma como referencia en Argentina se negoció este lunes apenas por encima de los 84 dólares

Con esa diferencia, de 30 dólares, podría estimarse que en caso de que el crudo se estabilice en la franja de los 80 dólares por barril, las liquidaciones en el mercado interno volverán a producir un descenso en los ingresos por regalías.

Según lo que se refleja en los registros de la Secretaría de Energía de la Nación, cuando en el mes de enero el crudo Brent cotizó a un promedio de 85 dólares (ponderando lo que se vende al mercado interno y al externo desde Chubut), a esta provincia se le liquidaron regalías en base a un precio de 68 dólares.

Así por ejemplo, en enero el ingreso fue de 35 millones de dólares, mientras que en julio, con un precio internacional en por encima de 105 dólares por barril, la liquidación fue de casi 38 millones de dólares.

Hay que tener en cuenta que también incide la producción de crudo, que no tuvo una recuperación fuerte en lo que va del año, mientras que los ingresos provinciales pueden recibir una compensación parcial al través del tipo de cambio.

Por eso hay expectativa en torno a si la apreciación del dólar que se contempla en el presupuesto nacional del año próximo, además de una mayor cotización en lo que queda de este año (como parte del plan que Sergio Massa estaría elaborando para atacar el problema de la inflación), podría mejorar los ingresos de la provincia, en magnitudes que dependerán de cuál sea la apreciación de la divisa.

Otro elemento para proyectar el negocio petrolero de la provincia es la inversión del año próximo. Si se cumplen los anuncios del gobernador Mariano Arcioni tras la reunión mantenida con operadoras la semana pasada, cuando aseguró que en 2023 habrá una inversión del orden de los 1.300 millones de dólares en Chubut (lo que representaría casi 300 millones más que en 2022), debería esperarse una mejora en la producción que ayude a sostener el equilibrio en la recaudación aportada por el petróleo.

De lo contrario, si no hay señales fuertes de mayor inversión, como se advirtió desde los sindicatos petroleros días atrás, la curva de producción seguirá bajando, aun cuando ese descenso pueda maquillarse temporalmente con precios altos (cuyo ciclo parece estar terminando) o con la cotización del dólar, que más tarde o más temprano seguirá subiendo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!