COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Según había informado el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, el jueves el 16 de abril llegaron dos buques cuando la planta de Termap se acercaba al límite de su capacidad de almacenamiento. La venta de ese crudo posibilitó liberar los depósitos, con capacidad de 260.000 metros cúbicos (1,6 millón de barriles, equivalente a alrededor de 12 días de producción en la provincia).

El precio con el que se venía operando desde el inicio de la pandemia se ubica en una referencia general del petróleo tipo Brent, con una quita de 8 a 10 dólares. De ese modo, según las oscilaciones del precio al momento de la operación, las ventas del crudo local podían ir desde los 20 a los 15 dólares por barril.

Sin embargo, en las últimas operaciones la brecha con la referencia internacional fue aun mayor. Es así que desde esta región se exportaron barriles de crudo por debajo de los 10 dólares, aunque no pudieron conocerse detalles de los montos finales.

“Se optó por aceptar descuentos más altos para poder aliviar la capacidad de almacenamiento –reconoció una fuente del sector a esta agencia-. El objetivo es hacer lugar, porque de ese modo podemos sostener la producción”.

Sin quitas a las retenciones por exportación

Además del problema mundial de los precios del petróleo por efecto de la pandemia, la falta de espacio para almacenamiento se refleja en todas las cuencas del país, debido a la caída de la demanda de combustibles. Las ventas de naftas cayeron en promedio un 70 por ciento y las de gas oil, alrededor de un 40, según reconocen desde YPF y Axion Energy, debido a la falta de actividad económica por la cuarentena.

En ese marco, la necesidad de sostener la producción tiene también un propósito económico. Es que si se paraliza la actividad, posteriormente resultaría mucho más costoso retomar el funcionamiento normal.

Para los próximos días de esta semana, se espera una nueva exportación, por lo que nuevamente se aliviará la planta con una venta de alrededor de 1 millón de barriles, según las fuentes consultadas para este informe. No sería extraño que los precios se ubiquen nuevamente por debajo de los 10 dólares, considerando que el Brent osciló este lunes en los 23 dólares.

Dentro de la crisis actual, cada barco que se observe frente a la monoboya de Caleta Córdova será un indicio positivo, aun cuando desde un promedio de entre 12 y 14 buques por mes, en abril se estarán completando alrededor de 5 unidades. En igual sentido, habría aseguradas al menos dos exportaciones por mes durante mayo y junio, por lo que se sigue esperando que el gobierno nacional dé una señal con la quita de retenciones a la exportación.

“Sería una medida para aliviar temporalmente la crisis y atenuar al menos una parte de la pérdida de precios –se asegura en el sector-. Además de los descuentos y las circunstancias críticas del mercado internacional, se resta también el 12 por ciento de retenciones a la exportación, el precio termina hundiéndose mucho más”.