COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La cotización del crudo tipo Brent, que se toma como referencia en nuestro país, llegó este miércoles a la mañana a cotizar en la banda de los 40 dólares, completando una escalada que se inició desde que a mediados de abril se daban los mínimos históricos, tanto para esta variedad como para el crudo tipo WTI, que por entonces se negociaba a precios negativos. Desde entonces, la recuperación supera el 300 por ciento.

En una escalada que los analistas definen como extraordinaria, la cotización del petróleo está promediando su sexta semana con precios en alza. Y si bien se mantienen todavía  en torno a valores relativamente bajos, el incremento de 20 dólares por unidad es notorio.

El 21 de abril último, el crudo tipo Brent, que se toma como referencia en nuestro país llegaba a su cotización más baja en las últimas décadas, con sólo 9,12 dólares por barril. Fue en el marco de una semana absolutamente crítica, ya que días antes, el crudo WTI había llegado a precios negativos por falta de espacio para almacenamiento en Estados Unidos. Este miércoles, esa variedad cotizaba en 37,53 dólares.

Dos factores explican en principio este repunte. Por un lado, el recupero paulatino de la demanda en China, tras superar parcialmente los efectos de la pandemia de coronavirus. La segunda causa, no menos importante, es la restricción de producción acordada por la OPEP y aliados, que apuntó a quitar 10 millones de barriles diarios del mercado, en un mercado que en el que estaban sobrando 20 millones por día.

No hay certezas en torno a si la crisis de precios ya está totalmente superada, ya que la demanda en todo el mundo continúa muy baja, lo que seguirá mientras no haya recupero de vuelos internacionales. Sin embargo, algunos indicadores mostrarían un escenario más estable.

El reconocido consultor Daniel Gerold dijo días atrás, durante el foro “La industria energética en tiempos de Coronavirus”, que los precios en contratos futuros (para junio del año próximo) ya se ubican entre 40 y 45 dólares. Otro analista de renombre nacional, Eduardo Fernández, opinó también que los precios podrían estabilizarse entre 40 y 50 dólares en el próximo año y medio.

La duda que queda abierta para el sostenimiento de los valores actuales es la consecuencia que tendrá para el mercado cuando toda la producción de pozos shale de Estados Unidos, que había quedado paralizada por la crisis, se active plenamente a partir de estos nuevos precios.

La incidencia del “barril criollo”

Vale recordar que en Argentina comenzó a regir el decreto que crea un precio de referencia para el mercado interno petrolero, que se fijó en 45 dólares para el tipo Medanito (petróleo producido por la cuenca Neuquina), mientras que para el tipo Escalante (de Chubut) podría ubicarse entre 42 y 40 dólares, tal como advirtió ADNSUR horas después de que se conociera el decreto.

El mejor precio internacional es una buena noticia porque, de sostenerse al menos en los valores actuales, se reduce la brecha con el precio interno. Esa brecha fue uno de los motivos de fuertes resistencias en la industria. También es un factor favorable para Chubut. Como exporta entre el 30 y 40 por ciento de su producción mensual, la mejora del precio internacional favorece una parte importante de su producción, lo que impacta también de forma positiva en las regalías petroleras.