CAPITAL FEDERAL - Este martes el barril de la variedad WTI subió 2,4% para cerrar en 54,80 dólares mientras que el tipo Brent -que es el que se tienen en cuenta para la cotización del petróleo de la cuenca del Golfo San Jorge-  escaló 2,2% y concluyó en 57,60 dólares, según datos de la agencia Bloomberg.

Desde fines del año pasado el crudo viene subiendo de manera constante, a medida que las vacunas contra el coronavirus y las restricciones de suministro de los productores aumentaron las expectativas de un mercado más ajustado.

La OPEP y sus aliados esperan drenar un superávit de petróleo a mediados de año, pero mientras tanto, sigue habiendo signos de fortaleza en el mercado de barriles físicos de petróleo, con Shell compitiendo por más cargamentos de crudo del Mar del Norte.

Las ofertas se producen un día después de que la petrolera realizara las compras más importantes de una sola empresa desde al menos 2008.

El repunte de los precios del crudo general y las compras compulsivas en los mercados físicos se producen en medio de una estructura marcadamente más ajustada en la curva de futuros del petróleo este año.

La decisión del ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, de recortar la producción en un millón de barriles diarios ha entrado en vigencia. Mañana habrá una reunión del Comité Conjunto de Monitoreo Ministerial, para evaluar las perspectivas del mercado.

En Estados Unidos, los analistas esperan una reducción de los inventarios domésticos cuando se conozcan las cifras oficiales del gobierno, apunta Télam.