COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Las regalías petroleras de septiembre en Chubut sufrieron una merma superior a los 2 millones de dólares en relación al mes de agosto, mientras que al compararse contra el mismo mes de un año atrás el desplome supera los 10 millones de dólares, producto de una combinación entre la menor cotización internacional del crudo y el impacto del decreto de congelamiento de combustibles, que en la práctica fijó un techo más bajo para el barril que se comercializa en el mercado interno. Entre enero y septiembre, la baja de ingresos en dólares supera el 12%, en comparación al año pasado.

Por si la faltara algo a las de por sí escuálidas cuentas de la provincia, las regalías petroleras siguen mostrando signos negativos, a partir de una combinación entre causas del mercado externo y decisiones energéticas internas, que golpean de lleno en la línea de flotación provincial.

Con 27.997.271 dólares, septiembre cayó en uno de los valores más bajos del año, apenas por encima de febrero, con ingresos por 27.355.962 dólares, durante el habitual período que, por contar sólo 28 días de actividad, suele ser el de más bajos ingresos del año.

De este modo, septiembre reportó regalías para Chubut que caen algo más de 2 millones de dólares frente al mes de agosto, mientras que en relación a julio el retroceso es superior a 4 millones de dólares. En total, en los 9 meses del año el ingreso se ubica en torno a los 277,4 millones de dólares, lo que significa una caída del 12,4% en relación a los primeros 9 meses de 2018, cuando habían ingresado a la provincia unos 316,8 millones de dólares.

En la comparación septiembre contra septiembre, la merma es muy clara: mientras en ese mes de 2018 el ingreso fue de 38,8 millones de dólares, en el noveno mes de este año el retroceso llegó hasta los 27,9 millones.

Menores precios internos y externos

Entre las razones de la baja de ingresos se observa el menor precio recibido por el petróleo producido por Chubut, ya que en septiembre de este año el metro cúbico del crudo Escalante tuvo un valor de 327,9 dólares por metro cúbico, según datos de la Secretaría de Energía de la Nación. Esto significa alrededor de 52 dólares por barril, promediando algo más de 8 dólares por debajo de lo que reflejó la cotización internacional del Brent en el noveno mes del año.  

El techo al precio del mercado interno está dado por el congelamiento de precios de combustibles, que se basó en una combinación entre un precio del crudo de referencia en 59 dólares, más un tipo de cambio por debajo de la paridad cambiaria oficial, lo que en la práctica acható los precios de la producción interna. Y si bien Chubut exporta una parte importante de su producción, por esa ventanilla también sufre un recorte, a raíz de las retenciones sobre la exportación de crudo, que es de 4 pesos por cada dólar exportado.

En la reunión que el gobernador Mariano Arcioni espera tener este martes con Alberto Fernández, es posible que el mandatario chubutense incluya en su agenda el tema petrolero, sobre todo considerando la merma de ingresos que ha sufrido la provincia no sólo en los 3 meses de congelamiento de combustibles, sino por lo que seguirá resignando a raíz de las retenciones a la exportación, que tendrán vigencia hasta diciembre de 2020.