COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Si bien no hubo un posicionamiento oficial, fuentes cercanas a la compañía San Antonio Internacional descartaron ante ADNSUR las versiones que daban cuenta de posibles despidos en esa compañía, más allá de las dificultades que atraviesa todo el sector a partir de la paralización económica originada por la pandemia.

Además de los decretos nacionales que rigen para impedir despidos a raíz de la pandemia, también desde el sindicato Petrolero Chubut se señaló en tras una reunión con representantes de YPF que aguardaban un encauzamiento del problema atravesado en los últimos meses, en los que se desdobló el pago de salarios.

Por otra parte, en relación a trascendidos de los últimos días que daban cuenta sobre posibles cesantías en esa empresa, fuentes del sector descartaron una medida de esa naturaleza. Paralelamente, la compañía de servicios –que desde 2018 concentró su operación netamente en el mercado argentino-, avanza en un proceso de refinanciación de deudas por alrededor de 100 millones de dólares, en forma previa al inicio de la crisis por la pandemia. Si bien no ha concluido ese proceso, fuentes del sector indicaron que las negociaciones avanzan con buenas perspectivas, dentro de un contexto de crisis al que no escapa ningún sector.

De  los 3.700 operarios que se desempeñan en la empresa en todo el país, casi la mitad pertenecen a la cuenca San Jorge: 1.027 se desempeñan en Chubut y otros 752 en la vecina provincia de Santa Cruz. También se descartó que esta compañía haya ofrecido programas de retiros voluntarios, si bien la empresa ha abonado los salarios en dos etapas, completando los del mes de abril en la corriente semana.

Previo a la crisis, en febrero, San Antonio había anunciado el reinicio de servicios de Coiled Tubing en la cuenca del Golfo San Jorge, con objetivos de incrementar sus operaciones de perforación direccional, con un total de 26 equipos de torre operando en la región.