COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Desde el sindicato Petrolero Chubut, Jorge Avila admitió que en la actualidad hay “entre seis y siete casos positivos de Covid 19” entre los trabajadores del sector, pero se descartó que esa cantidad pueda implicar un riesgo para detener a la actividad, que lentamente ha comenzado a moverse. En ese sentido, Jorge Avila advirtió que hay 4 perforadores que ya subieron a las áreas petroleras, aunque hay otros 10 que no tendrían demanda hasta el año próximo.

“Tenemos varios casos confirmados y por eso se está reforzando todo lo que tiene que ver con el cuidado y los protocolos –confirmó el secretario general de Petroleros Chubut-. Es normal que al haber más actividad, haya un mayor número de contagios. No creo que esto ponga en riesgo la suba de equipos, operativamente ya han salido varios a trabajar; siempre va a estar el riesgo para la actividad, pero estamos haciendo los mayores esfuerzos para que no haya problemas; se cumplen a rajatabla todos los protocolos”.

Al ser consultado sobre los alcances de la reactivación parcial que se ha dado hasta ahora, detalló que hay 7.000 trabajadores que volvieron a ‘subir’ a lso yacimientos, aunque todavía quedan entre 2.500 y 2.700 en sus casas, porque la perforación está lejos de volver a su ritmo normal. Confirmó que ya subieron 3 perforadores de HP y uno de DLS, es decir 4 equipos en total, aunque todavía quedarían otros 10 sin actividad, al comparar con las dotaciones que trabajaban previo a la pandemia.

“No creo que esos 10 vayan a salir este año, hay que esperar hasta el año que viene –señaló Avila-. Nosotros debemos tener mucha precaución para que la actividad siga normalizándose, con mucho cuidado también con lo que se hace en la casa, porque de ahí sale el virus para llevarlo al campo. Debemos tener mucha responsabilidad para no contagiar a nadie”.

Paritarias

Al preguntársele si en el marco actual será inviable plantear una discusión de aumento salarial, el dirigente petrolero indicó que “estamos por discutir un bono, mirando qué posibilidades tenemos de sentarnos a plantear discusiones salariales. Es difícil por los 2.700 trabajadores que todavía están en la casa, porque no hay perforación, pro vamos a buscar la discusión para los que están trabajando”.

Avila admitió que el marco será difícil, al recordar que todavía están vigentes los acuerdos de suspensión parcial, mientras que muchos de los equipos que salieron a trabajar “todavía están con gente de más, hoy tenemos turnos de ‘work over’ que trabajan 9 días del mes, después descansan 3 y tienen 8 días de suspensión por el 223 bis y 5 sin salarios, lo que por supuesto impacta en el bolsillo de la gente”.