COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En una videoconferencia de la que participaron el gobernador Mariano Arcioni y el intendente Juan Pablo Luque, junto a autoridades de la principal operadora nacional y referentes sindicales y de las empresas prestadoras de servicios de la región, se avanzó esta tarde en reclamos de contratistas y explicaciones de la petrolera: entre los problemas de caja de ésta y la facturación de las pymes, el intenso diálogo de la jornada apuntó a terminar de resolver los pagos salariales de este mes y comenzar a enfocar el próximo.

“Fue una jornada muy dura, pero al final tuvimos resultados positivos”, valoró Jorge Ávila, al término del encuentro, en diálogo con ADNSUR. “Logramos que se destraben facturaciones a empresas que estuvieron trabajando en la pandemia, pero por problemas de YPF se les había reconocido solamente el 60 por ciento que establece el acta acuerdo”, explicó en principio. Señaló que firmas como San Antonio, Aisa y Vientos del Sur pudieron destrabar facturaciones retenidas, mientras que mañana se liberaría para Montajes Industriales y otras pendientes.

“Lo que se hizo mal, fue que a las empresas que habían trabajado en la pandemia no les reconocieron el 100 por ciento de la facturación, pero eso se va a corregir para el mes que viene”, aseguró el líder sindical.

De este modo, el relevamiento efectuado por esta agencia entre ámbitos sindicales y empresarios da cuenta de que, con dificultades, se pudo resolver la casi totalidad de los salarios –con los porcentajes de descuentos acordados en base al artículo 223 bis de la ley de contrato de trabajo- del mes de abril, que comenzaron a abonarse en la primera semana de mayo.

Sin embargo, la atención ya empieza a centrarse en lo que pasará a principios de junio, cuando haya que abonar los haberes de mayo. A entender de algunos empresarios de la región, el problema será más grave en ese momento. “YPF nos dice que lo que ya se sabe, que tiene problemas de caja y que están trabajando para solucionarlo –contó uno de los referentes del sector empresario-. Si éste va a ser el escenario, en junio son muchos los que no van a poder pagar, porque este mes terminaron cumpliendo porque salieron a endeudarse. Con dos meses sin facturación, no hay forma de pagar salarios, porque además esta situación viene de arrastre, desde agosto del año pasado con el congelamiento y la pesificación de las tarifas”.

Para Ávila, por su parte, el problema quedaría más acotado a un sector específico. “Las que van a tener problemas para pagar son las empresas que vienen vendiendo su facturación desde hace dos años –señaló el conductor del sindicato-; es una lógica de mercado: si una empresa vende sus facturas porque no puede pagar, es peligroso para todos. Nosotros lo que hemos conseguido es que la mayoría se le reconozca el 60 por ciento del acta acuerdo y además, a los que siguieron trabajando en la pandemia, que puedan cobrar el 100 por ciento que les corresponde. Lo que se hizo mal este mes fue que a esas empresas que trabajaron no les habían reconocido la totalidad, pero ahora se corrigió ese problema. Pero hay empresas que ya venían manejándose mal y no pueden culpar por todo a la pandemia”.

Problemas petroleros, en clave de alfajor

Los inconvenientes de la operadora son comunes a todas sus operaciones en el país y fueron reconocidos por el flamante CEO, Sergio Affronti, quien al momento de presentarse en su regreso a la compañía reconoció los graves inconvenientes financieros en los que debe asumir la conducción de la empresa. Parte de ese mensaje fue el que transmitió el vicepresidente de Operaciones de la compañía, Pablo Bizotto, durante la reunión de esta tarde con autoridades y representantes chubutenses.

Al menos las señales del mercado financiero le hicieron un guiño a las nuevas autoridades, ya que las acciones de la petrolera subieron un 12 por ciento en las últimas horas, tras la presentación de los resultados del primer trimestre del año, en lo que se consideró también un respaldo del mercado a la designación del nuevo CEO. A mediano plazo, nadie duda de la capacidad y el perfil elegido, que muchos emparentan con el de Miguel Galuccio, en cuya gestión participó el nuevo conductor de “los fierros” de la petrolera.

Sin embargo, los problemas que se presentan en muchas oficinas del barrio Industrial de Comodoro Rivadavia se vinculan más con el corto plazo y el día a día. “Pensemos que en lugar de servicios petroleros, vendemos alfajores –graficó un empresario local-. La petrolera nos quiere reconocer sólo una parte del costo de los alfajores y por los pocos vendedores que pueden entrar al yacimiento, pero me deja afuera al que pone el dulce de leche en el galpón. Si no reconoce los costos indirectos, no podemos cumplir con todos los salarios”.

En las estructuras de costo, la mano de obra representa el 75 por ciento del total. Sobre ese porcentaje, a partir del acta acuerdo firmada por sindicatos y cámaras empresarias que representan a operadoras y servicios especiales, quienes no prestaron servicios deben percibir el 60 por ciento del salario habitual. Pero quienes sí lo hicieron, deben cobrar el haber normal y habitual. Paralelamente, se ha sumado el problema de diferimiento de plazos de pagos, o incluso el pedido de descuentos por parte de operadoras o grandes compañías de servicio.

“Con estas condiciones, los salarios de junio van a estar muy comprometidos. Hasta ahora ninguna empresa ha recibido los ATP (programa de Asistencia al Trabajo y la Producción), pero si finalmente empiezan a aplicarse, al menos se resolvería el 50 por ciento del problema”, señaló uno de los empresarios, mientras se sigue de cerca la gestión para este instrumento de ayuda creado por el gobierno nacional. “El intendente Luque nos está ayudando con esto y creemos que va a llegar ese alivio, pero hoy todavía no está asegurado”.

Ávila: “El mes que viene no habrá pago en cuotas”

Por su parte, Ávila insistió en que el camino se despejará para la mayor parte de las empresas de cara al mes próximo. “Hubo problemas porque el acta acuerdo se terminó firmando recién el día 30 de abril y entonces muchos no sabían cómo facturar, pero para el mes que viene esto va a estar más claro”, aseguró el titular de Petroleros Chubut.

Especialmente, apuntó a las grandes empresas de servicios, como San Antonio y Pride, que durante mayo abonaron el salario en dos partes. “En junio ya no podrán pagar en cuotas, porque el acta está firmada y las operadoras van a reconocer la facturación que les corresponde –enfatizó-. Después hay empresas que tendrán que reconfigurarse, porque ya venían con problemas antes de la pandemia”.

En esa situación, indicó que habría firmas que involucran entre 700 y 1.000 trabajadores que tendrán complicaciones para el pago de haberes.

“Para la mayoría de las empresas, el mes que viene no va a haber problemas, porque ya se hizo el reajuste y en pocos días, cuando se empiece a cerrar el mes, se va a facturar lo que corresponde. El problema va a estar en estas pymes más chicas, que ya venían con problemas y que las vamos a tratar de ayudar, el viernes hay otra reunión para tratar de plantear estos problemas”.