El secretario adjunto del Sindicato Petroleros Chubut, Carlos Gómez, reseñó que el cierre de año para el sector tiene en el horizonte cercano el reinicio de la discusión paritaria a partir de enero, por un lado, mientras que en la coyuntura surgió el posible acuerdo de la firma San Antonio Internacional para ingresar en un plan de pagos de su deuda impositiva con AFIP “y poder recuperar el movimiento de equipos en distintas áreas del país”. Además, reseño que “está garantizado el pago de aguinaldos” para antes de las fiestas navideñas, con la incorporación del 15 por ciento que se anticipó para el mes de diciembre, con incidencia sobre el sueldo anual complementario.

El dirigente detalló al ser consultado por ADNSUR que si bien algunas contratistas tuvieron inconvenientes financieros para afrontar el anticipo del porcentaje salarial que debía aplicarse en febrero, pero que se adelantó para este mes, las operadoras prestaron asistencia para que las pymes pudieran cumplir con esa obligación.

Al evaluar los planes de inversión para el año 2022, Gómez recordó que uno de los pedidos plantados por Jorge Ávila en la reunión del 9 de diciembre en Buenos Aires fue una mayor actividad, “particularmente por parte de YPF, sobre todo en el movimiento de perforadores y que se haga cargo del personal sobrante” que todavía no pudo normalizar su actividad.

En ese marco, indicó que si bien se acordaron varias metas de trabajo, quedó abierta la posibilidad de sumar un perforador a partir de definiciones que surgirán en el plan de inversiones, “pero lo positivo es que la operadora dio garantías en cuanto a la estabilidad de la gente”, enfatizó el dirigente.

Con el pago de aguinaldo garantizado, petroleros de Chubut apuestan a la discusión paritaria en el 2022

Inversiones y presupuesto nacional 2022

Al evaluar los planes de inversión presentados por las operadoras, Gómez detalló que en todos los casos hubo un incremento previsto en los montos y actividad a desarrollar, pero planteó el signo de interrogante sobre la economía nacional y la incidencia que podría deparar la no aprobación del presupuesto 2022, al que están atadas algunos incentivos para la actividad, como los fondos previstos para el plan Gas Ar.

“También hay que esperar cómo se resuelve la ley de incentivos y ver si se puede tratar en marzo del año que viene, porque la oposición está decidida a no votar los proyectos del gobierno, como pasó con el presupuesto”, señaló, al recordar que esa norma podría generar nuevos incentivos para incrementar la actividad.

Sobre la situación de SAI, recordó que la empresa ha comunicado su decisión de dejar de operar en Santa Cruz, pero apunta a sostener su actividad en Chubut y en otras provincias productoras como Neuquén, por lo que se encuentran a la espera de que defina su situación de deuda con AFIP, que el mes pasado había causado inconvenientes en el pago de haberes salariales.

Respecto de la negociación salarial, el dirigente reiteró los dichos de Ávila en relación a que en enero se iniciará la discusión, para tratar de acordar una recomposición salarial para intentar seguir la evolución de la inflación, que para el año próximo se ha previsto en un 34 por ciento en el presupuesto nacional, una meta que hoy parece difícil de alcanzar, considerando que este año cerrará en torno al 50 por ciento.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!