El DNU que modifica la ley de vacunas para posibilitar la compra de dosis de Pfizer cambió la lista de bienes que no pueden ser ejecutados en caso de incumplimiento por parte de Argentina. El eliminar el término "regalías", abre la puerta para que estos fondos que reciben las provincias petroleras sean embargados.

"El decreto entrega la posibilidad de ejecutar por orden de tribunales extranjeros las regalías, como garantía de la cláusula de indemnidad a los laboratorios proveedores" de las dosis, advirtió el diputado nacional de Chubut Gustavo Menna.

Tras el señalamiento del diputado nacional nacional de Juntos por el Cambio, desde el gobierno se dejó trascender que hay un error de interpretación.  Este martes, concurrirá al Congreso la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, para aclarar el tema: “El que suscribe el contrato es la Nación, por lo tanto ante cualquier conflicto legal es la Nación la que responde con sus bienes. De ninguna manera podría hacerlo con los ingresos que perciben las provincias”, dijeron fuentes del gobierno a La Nación.

También se aclaró que la palabra regalías hace referencia a las que le corresponde cobrar al Estado nacional por explotaciones petroleras en altamar, pero esto fue nuevamente puesto en discusión por Menna, en declaraciones al mismo medio: “No es cierto que esto no afecta las provincias –dijo el legislador de esta provincia-. Aquí hay dos planos, el interno y el externo. En el plano interno, por supuesto que el Gobierno no puede firmar algo que compromete a las provincias porque el recurso, por el artículo 124 de la Constitución Nacional, es de las provincias. Pero en el plano internacional, la que tiene existencia jurídica es el Estado nacional".

Asimismo, destacó que "Si la Argentina firma algo en el nivel internacional comprometiendo regalías, compromete regalías, las de la Nación y las de las provincias. O de mínima se desata una discusión legal: si en el futuro hay un problema y nos embargan las regalías, ya estamos en manos de la interpretación de un juez. Para mí no es inocente que esté este cambio”.