NEUQUÉN (ADNSUR) - “No podemos afrontar, por no disponer de recursos, las obligaciones salariales correspondientes al mes de abril corriente, ni cumplir con nuestras obligaciones regulares, estando cerca de la decisión de cierre”, advierte el comunicado emitido este martes por la Cámara, en su párrafo más grave.

“Como anticipáramos en nuestra última comunicación pública la situación financiera de las empresas regionales se encuentra en colapso, como consecuencia de la irracional, violenta y extorsiva acción de grupos humanos que se arrogan el poder del Estado”, expresa la Federación de Cámaras del Sector Energético de la provincia del Neuquén (FECENE).

“Hasta el momento hemos conservado el empleo y afrontado retribuciones salariales en cuya determinación no hemos intervenido, soportando una crisis que comenzó en el mes de agosto del año 2019 y se prolongó hasta comenzar una incipiente reactivación en los primeros meses de este año y que se ha agravado a niveles inusitado”, agrega el texto.

Tras señalar que no podrán afrontar los salarios del mes de abril, en el texto solicitan las siguientes medidas de forma urgente:

-a) Financiamiento a tasa cero para evitar la crisis falencial del sistema.

b) Prórroga de todas las obligaciones tributarias, nacionales, provinciales y municipales, por plazos adecuados a la posibilidad de pago.

c) Encuadrar el incumplimiento existente en casos de fuerza mayor, eliminando la aplicación de sanciones de cualquier tipo, incluidas caducidades, para todas aquellas empresas que han resultado afectadas por el problema que nos ocupa.

d) Aplicar el régimen de compre local y regional, sancionando urgentemente las normas que así lo posibiliten.

e) Sancionar un régimen de moratoria para las obligaciones previsionales de las empresas afectadas.

f) Aportes a fondo perdido para afrontar obligaciones salariales del mes de abril.

“Hemos agotado todos nuestros esfuerzos para subsistir y mantener una actividad económica importante en torno a Vaca Muerta y el desarrollo de la economía regional, así como mantener el empleo –añaden las empresas nucleadas en FECENE-. Pensamos en una región diversificada en el futuro, con eliminación de la pobreza y de la informalidad, en un país distinto, pero están destruyendo nuestros sueños y esfuerzos, los violentos y los que hacen de la política un rentable empleo. Pedimos disculpas a todos nuestros trabajadores, no es nuestra responsabilidad que se nos ahogue económica y financieramente y se nos coloque en esta situación”.

 Sigue el conflicto

Mientras tanto, trascendió este martes que si bien ATE aceptó la propuesta del gobierno provincial para otorgar un aumento salarial del 53,09 por ciento, distribuido en cuotas hasta el próximo mes de diciembre, desde los sectores autoconvocados de salud se resolvió mantener los piquetes, por considerar que el ofrecimiento no cubre todas las demandas.

El lunes, el ministro de Economía de Neuquén había informado que para financiar la nueva propuesta de aumento salarial enviaría a la Legislatura un proyecto para colocar nueva deuda, por un total de 13.500 millones de pesos.

Según informó La Mañana de Neuquén, la situación de los piquetes impide el acceso a yacimientos a alrededor de 10.000 trabajadores petroleros. Desde el sindicato del sector se presentó un recurso de amparo para liberar las rutas, mientras que el titular del gremio, Guillermo Pereyra, advirtió que si no hay respuestas concurrirían con 30.000 operarios para liberar las rutas.

“Vamos salir a la ruta y le vamos a pedir amablemente a los, entre comillas, trabajadores, que nos dejen transitar. Porque los trabajadores reales se están rompiendo el c... en los hospitales enfrentando la pandemia, no estos grupos anárquicos que tratan de desestabilizar”, había advertido el dirigente sindical.