COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La provincia de Chubut ha presentado un recurso contra el impacto negativo de las retenciones a la exportación de petróleo, ya que esa captación afecta el precio de venta al mercado externo como también lo que se expende al mercado interno. Entre enero y octubre de este año, desde la provincia se exportaron unos 15,2 millones de barriles desde las costas de la provincia, lo que reportó a la Nación unos 82 millones de dólares de ingresos. 

Sin embargo, al Estado provincial le significó una merma de 9,5 millones de dólares en regalías, lo que al tipo de cambio actual significa casi 600 millones de pesos menos.

El decreto por el que el gobierno de Mauricio Macri creó el régimen de retenciones a la exportación de productos primarios tendrá vigencia más allá del final del actual gobierno nacional. En efecto, esa norma tiene fecha de caducidad en diciembre de 2020, cuando haya transcurrido un año desde el nuevo gobierno de Alberto Fernández.

Con una captación de 4 pesos por cada dólar exportado, el régimen podría no sólo ser sostenido durante el año próximo, sino que además se elevarían los ingresos captados por el Estado nacional, necesitado de dólares para reducir el déficit fiscal y sanear en parte una economía en terapia intensiva.

Entre esas proyecciones, medios nacionales ya dieron cuenta de que el nuevo gobierno podría transformar las retenciones fijas actuales, en un sistema de porcentajes, ya que la recaudación actual se fue licuando en los ingresos generados, a raíz de la devaluación del peso frente al dólar. Así, de un régimen que hoy representa una retención menor al 7%, para productos agropecuarios se proyecta elevar hasta el 35% (para la soja), 20% (trigo) y 15% (maíz). Si bien no ha habido menciones al petróleo, los antecedentes muestran que entre 2003 y 2015 se aplicaron retenciones móviles para el crudo, por lo que el Estado nacional captaba el monto que superaba los 42 dólares por barril en que se había fijado el precio del petróleo Escalante.

“Un cambio va a haber, pero no se puede anticipar nada por el momento”, fue la respuesta de uno de los actores de la industria local esta semana, tras una reunión con algunos de los referentes del nuevo gobierno nacional.

U$$9,5 M menos para Chubut, U$$82 M para Nación

Aun con retenciones devaluadas, el impacto para Chubut ha sido fuertemente negativo, ya que el monto de las retenciones ha sumado ingresos para Nación, pero le restó a las arcas provinciales. Según datos a los que accedió esta columna en forma exclusiva, la provincia plantea en su reclamo que el régimen le significó una merma de ingresos del orden de los 9,5 millones de dólares.

Ese cálculo corresponde al periodo enero-octubre de este año y considerando solamente el mercado de exportación. En ese lapso, desde la provincia se exportaron 2.412.000 metros cúbicos, lo que equivale a unos 15,2 millones de barriles de crudo Escalante.

Según el mismo relevamiento, ese volumen de crudo exportado le permitió al Estado nacional recaudar unos 82 millones de dólares, que al tipo de cambio actual representaría unos 5.000 millones de pesos.

También se pierden regalías por el crudo que va al mercado interno

Las regalías se reducen no sólo en la liquidación de ventas al mercado externo. En efecto, según explicó días atrás el subsecretario de Hidrocarburos, Carlos Lambré, el impacto negativo también se aplica sobre el crudo que se destina al mercado interno, que significa entre el 60 y  70% de la producción petrolera de la provincia.

De esa manera, los recursos provinciales se ven disminuidos por un doble descuento. Si bien hasta octubre de este año los ingresos de la provincia llegaron a los 13.900 millones de pesos por regalías petroleras (según datos oficiales que pudo observar esta columna), superando los casi 9.200 millones recaudados en todo 2018, la cifra en pesos puede mover a engaños, ya que ocultan el impacto de la devaluación de este año: medidos en dólares, los ingresos registraron hasta septiembre tuvieron una caída del 12%, tal como informó ADNSUR oportunamente.

De este modo, queda por ver si habrá un acuerdo con Nación para reparar la merma de ingresos de la provincia, ya que por otro lado el gobierno provincial desistió de otro reclamo, basado en la aplicación del decreto 566, de congelamiento de combustibles. Por esa vía, otras provincias petroleras, como Neuquén y Santa Cruz, aspiran a lograr un recupero varias veces millonario y están a la espera de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación les dé la razón, como ya ocurrió con la devolución del IVA y Ganancias. En el caso de la vecina provincia, aspira a un recupero de 1.200 millones de pesos.