COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La producción de petróleo convencional, que representa el 81% de la producción total de crudo del país, se redujo 3,2 por ciento durante el año 2019, tal como viene registrándose en los últimos años. Una vez más, Chubut fue la excepción con un signo positivo en producción, ya que aun cuando la cuenca San Jorge mostró un descenso del 1 por ciento en la extracción de petróleo, en la provincia la producción creció en alrededor de 680.000 barriles más que el año anterior.

En el informe “Tendencias del sector energético”, que elabora mensualmente el Instituto de la Energía Generla Mosconi, se destaca la nueva caída registrada en la producción de petróleo en áreas convencionales, contrastada fuertemente contra el crecimiento en las áreas no convencionales (NOC), a partir de lo ocurrido con Vaca Muerta.

En el segmento NOC, en efecto, el crecimiento fue de casi un 50 por ciento. La contracara de ese importante salto sigue siendo su baja participación en el total, ya que sólo representa 19 por ciento de la producción petrolera del país. El 81 por ciento restante continúa extrayéndose de áreas convencionales, con alta participación de la cuenca San Jorge, que sigue explicando casi la mitad de la producción total del país.

Sin embargo, los datos deben enmarcarse en un contexto preocupante: la producción total de áreas convencionales hoy es un 32 por ciento más baja que en el año 2009. ¿Puede ser reemplazado por el petróleo de áreas NOC? En términos de recursos, la respuesta es potencialmente afirmativa. Sin embargo, la industria se mantiene frenada luego de las medidas adoptadas en agosto del año pasado y a la espera de definiciones del nuevo gobierno, lo que podría declinar rápidamente los resultados positivos que tuvieron incidencia hasta diciembre del año pasado.  A su vez, el recupero de áreas maduras será fundamental para evitar una dependencia extrema de los recursos shale, según han planteado diversos analistas consultados por esta agencia en los últimos meses.

Chubut mantuvo balance positivo en producción de crudo

Según datos relevados por ADNSUR en la Secretaría de Energía de la Nación, la producción petrolera de Chubut mantuvo un balance positivo en 2019. El año petrolero de la provincia cerró con un volumen final de 8,7 millones de metros cúbicos, lo que significa un incremento del 1,3 por ciento en relación a los casi 8,6 millones de metros cúbicos del año anterior. En cantidad de barriles, el incremento significa alrededor de 680.000 unidades.

El saldo negativo lo aporta Santa Cruz. Si se considera su producción total, es decir cuencas San Jorge y Austral, el volumen alcanzado en 2019 es de 5,1 millones de metros cúbicos, lo que significa un 4 por ciento menos que el año anterior. Esa caída de producción significa 1,3 millón de barriles menos que en 2018. El resultado negativo se ve parcialmente atenuado por los avances en la cuenca Austral: si el foco se centra sólo en la cuenca San Jorge, la pérdida productiva es aun mayor, totalizando 1,6 millón de barriles menos que el año anterior.